Hoteles con encanto en Azores

Cool planTodo sobre Azores

Hemos encontrado 1 alojamiento

Loading

Conoce todo sobre Azores

Aisladas en medio del océano Atlántico, a 1.400 km de Lisboa, las Islas Azores estuvieron deshabitadas hasta su colonización portuguesa en el siglo XV. Y aunque la mano del hombre ha estado presente desde entonces, levantando pueblos e infraestructuras, y aprovechando sus recursos, lo cierto es que sus parajes siguen manteniendo esa aura de virginidad. En esto ha tenido que ver el tipo de turismo, que no es el de sol y playa, sino uno más específico y cuidadoso: el orientado a los amantes de la naturaleza.

Santa María, San Miguel, Terceira, Graciosa, San Jorge, Pico, Faial, Corvo y Flores. Las nueve islas de Las Azores forman parte de la región biogeográfica de la Macaronesia, junto a Madeira, Islas Salvajes, Canarias y Cabo Verde, y se caracterizan por su naturaleza volcánica, un clima templado y húmedo, así como por sus endemismos de flora y fauna.

Sus paisajes están dominados por conos y calderas volcánicas que encierran lagunas de colores espectaculares, playas de lava, bosques de laurisilva, laderas alfombradas de verde y acantilados de vértigo. La mejor forma de conocer las islas es a través del senderismo, aunque también se pueden realizar otras muchas actividades, como buceo, avistamiento de ballenas, rutas en bicicleta, barranquismo o parapente. A esto hay que sumarle sus pueblos de casas e iglesias blancas adornadas con piedra basáltica oscura, fiestas y costumbres tradicionales y una gastronomía sencilla pero a base de materias primas de calidad, tanto del mar como de la huerta y el ganado.

San Miguel es la isla más grande, la más poblada y la principal puerta de acceso a las Azores. Su capital es Ponta Delgada, que posee un coqueto barrio histórico con aceras pavimentadas en color negro y blanco, y un puerto deportivo muy activo. En el oeste de la isla se encuentra una de las 7 Maravillas Naturales de Portugal: Lagoa das Sete Ciudades, un doble lago situado sobre un enorme cráter, que se compone del Lago Azul y el Lago Verde. Tampoco hay que perderse el Lago do Fogo, el pueblo de pescadores de Mosteiros, el Jardín Botánico Terra Nostra o la zona de baños termales de Ponta da Ferraria.