the club

+34 914 879 017

Rusticae
×

Hoteles, Casas Rurales y Apartamentos en Alentejo

Hemos encontrado 7 alojamientos

Ver en mapa

Rusticae, el Club de selección de alojamientos con encanto líder en España, te recomienda los mejores hoteles, casas rurales y apartamentos en El Alentejo.

Rusticae Alentejo Portugal Hotel Herdade das Barradas da Serra
HOTEL
10
Mejor valorado
9 opiniones

Herdade das Barradas da Serra

Tradición, elegancia, confort y un poco de informalidad son los ingredientes del hotel Herdade das Barradas da Serra, en la región del Alentejo de Portugal....

Brown arrow
Rusticae Alentejo Portugal Torre de Palma Wine Hotel con piscina
HOTEL
10
Mejor valorado
3 opiniones

Torre de Palma Wine Hotel

(Monforte - Portugal)

Brown arrow
Casa da Ermida de Santa Catarina
HOTEL
10
Mejor valorado
3 opiniones

Casa da Ermida de Santa Catarina

(Elvas - Portugal)

Brown arrow
Paraiso Escondido Hotel Piscina Rusticae
HOTEL
9.8
12 opiniones

Paraíso Escondido

(São Teotónio - Portugal)

Brown arrow
Casa Do Governador Évora Hotel Rusticae
HOTEL
9.6
5 opiniones

Hotel Casa do Governador

(Évora - Portugal)

Brown arrow
Craveiral Farmhouse by belong staying & feeling
HOTEL
9.5
4 opiniones

Craveiral Farmhouse by belong staying & feeling

(São Teotónio - Portugal)

Brown arrow
Rusticae Évora Hotel Casa do Terreiro do Poço para niños
HOTEL
8.4
4 opiniones

Hotel Casa do Terreiro do Poço

(Borba - Portugal)

Brown arrow

Escapadas a Hoteles, Casas Rurales y Apartamentos en Alentejo

Brown arrow

Hoteles, Casas Rurales y Apartamentos en Alentejo Rusticae

Hoteles, Casas rurales de alquiler completo y apartamentos en El Alentejo donde disfrutar de una de las regiones más fascinantes de Portugal.

La esencia de Alentejo es la de una belleza y una tradición intocada que traspasa una vida lenta y hedonista. La huella romana, árabe, medieval y renacentista ha dejado en la región casas blancas, altos monasterios, fortalezas inexpugnables para el tiempo, villas marineras... Todas rodeadas de una naturaleza inspiradora y diversa, del bosque a la ribera, de la costa a las cumbres. El arte, ligado a esa naturaleza, a las cosas cotidianas y a la historia, es artesanía, indistinguible de las necesidades del campo o de la mar: azulejos, cencerros, cantes para cada ocasión. Y es una fiesta continua para los sentidos en la que la tradición se mima y convive con expresiones de vanguardia. Este territorio de horizontes bucólicos se recorre mejor a pie, en bici o a caballo, con las vistas de las dehesas y de los delfines que juegan en el estuario del río Sado. Y, uniéndolo todo, una hospitalidad legendaria que se traduce en alojamientos de generosos espacios, de inolvidable historia o de arquitecturas vanguardistas de acero y cristal, pero, sobre todo, de amabilidad infinita. Con una abundante y deliciosa mesa en la que lo mejor llega directamente de la tierra o el mar al plato. Un territorio vitivinícola emergente aún por descubrir, aún más sabroso y auténtico de lo que espera el viajero que busca lo esencial.

Aire Libre: En este lugar de planicies, atravesado por arroyos, mar y campos que nos llenan el alma de viajes y experiencias, la belleza del paisaje nos invita a pasear y a realizar actividades al aire libre, sin duda una de las mejores formas de vivir a tope el verdadero Alentejo. La oferta de servicios y equipos de animación es muy variada: actividades acuáticas (observación de delfines, surf, windsurf, kitesurf, piragüismo, kayak, buceo, vela, pesca) paseos en la naturaleza a pie, de btt o jeep, globo, degustación de productos locales, deportes de aire libre y visitas a museos y monumentos. Un destino donde activarse y disfrutar.

Cultura: En Alentejo, la cultura está viva en todas partes. Para sumergirse en la cultura y el arte del Alentejo, el primer paso es caminar por las galerías al aire libre, donde la historia está escrita en piedra. Desde la prehistoria damos un salto en el tiempo y descubrimos imponentes castillos y pueblos fortificados, deslumbrándonos con el arte de las capillas, conventos y catedrales y recorriendo, paso a paso, los muchos siglos de historia que los museos del Alentejo tienen para contarnos. Imposible no mencionar su artesanía cómo cumbre de su expresión cultural: sus textiles, los muebles pintados, la alfarería, objetos decorativos de acero y las piezas elaboradas con corcho, son olvidarnos de los capotes tradicionales convertidos en moda. ¡Cultura viva sin lugar a dudas!

Evasión y Bienestar: El Alentejo ofrece paisajes que nunca olvidaremos, ya sea en medio de una llanura, en la cima de un acantilado, de una colina o junto al mar, lugares perfectos para inspirarse y dedicar tiempo para uno mismo. El orgullo por la tradición de los alentejanos es inseparable del cuidado de la naturaleza. Dunas, acantilados, páramos y bosques son santuarios para variados ejemplos de flora y fauna, de las aves migratorias a las nutrias; de la menta de la ribera a la esteva. Pero su bienestar son además sus playas, sus reservas, paseos, rutas, y todas las actividades que se pueden llevar a cabo en esta magnífica región.

Patrimonio Mundial de la UNESCO: La cultura de Alentejo vive en el corazón de toda la humanidad y sus bienes materiales e inmateriales han sido reconocidos por la UNESCO. Desde la ciudad de Évora con sus 95 monolitos de granito del crómlech prehistórico de los Almendres, las columnas elevadas al cielo del templo romano y la catedral medieval construida sobre una mezquita, a las fortificaciones de Elvas en forma de estrella, las más grandes en el mundo, con un perímetro de 10 kilómetros. El Cante Alentajano, uno de los bienes inmateriales de Alentejo, es un canto polifónico y sin instrumentos, de acentos profundos y melancólicos, que está presente en las celebraciones públicas y privadas y es un signo de identidad que se transmite de mayores a jóvenes.

Gastronomía: El Alentejo es un templo dedicado al arte de la mesa y un paraíso para los amantes de la dieta mediterránea. Pocos destinos gastronómicos pueden presumir de que, en el plato, ganaderos, pescadores y agricultores sean tan relevantes como los cocineros. Desde su cerdo ibérico, a los dulces conventuales, a sus potentes variedades de queso y a una despensa marina que no podría dar lugar a otra cosa que a unas recetas únicas de mar y montaña. Habría que estar loco para concebir aquí algo diferente a la slow food o a la cocina de kilómetro cero. Son las señas de identidad de una región famosa por su buen hacer en Portugal, creciéntemente reconocida en los medios internacionales y llamada a ser el próximo gran "descubrimiento” gourmet europeo. Descubre aquí como tradición y modernidad se dan la mano de la forma más exquisita.

Vinos: Con más de 250 productores y ocho regiones demarcadas, Alentejo es un terreno fértil para los que aprecian los mejores néctares. Y es que Alentejo lleva elaborando vinos desde que fue romana, como el Vinho de Talha, y vive hoy su edad de oro. La variedad de terrenos y uvas, la hermosura de los paisajes y la calidad de los vinos más buscados y bebidos de Portugal, marcan la denominación de origen de Alentejo, que protege todo el territorio. Bodegas tradicionales que, en su corazón, miran al futuro y se alían con la tecnología, promueven catas, recorridos y noches entre viñedos que hacen inolvidable una enorregión que se ha calificado como la nueva Toscana o el nuevo Napa Valley. Pero Alentejo es mucho más. Mucho más auténtico, mucho más sabroso, mucho más secreto. ¿Quieres descubrirlo?

Los hoteles, casas de alquiler completo y apartamentos en El Alentejo con los que cuenta Rusticae, son el perfecto punto de partida para recorrer una de las regiones por descubrir y más fascinantes de Portugal.

Más destinos populares

También con Rusticae

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y la navegación por nuestros contenidos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información