Phone +34 914 879 017

Una Navidad de Postal
7 paisajes espectaculares para disfrutar de la Navidad

Tradicionalmente vinculamos la Navidad con el calor hogareño y las comidas y cenas en familia, pero al quedarnos en casa nos perdemos destinos que muestran una cara muy especial en esta época del año. Como muestra, estos 7 paisajes espectaculares para disfrutar de las fiestas, donde te espera un hotelito con encanto.

 

Cabranes (Asturias)

Inmerso en la Comarca de la Sidra, Cabranes es uno de los concejos más hermosos de Asturias, con frondosos bosques y generosos prados. Su ambiente rural es idóneo para una escapada en busca de la tranquilidad y el silencio. Estas Navidades disfruta de Asturias mientras te alojas en el hotel Amada Carlota, desde donde obtendrás unas magníficas vistas a la Sierra del Sueve, al Parque Natural de Redes y a los Picos de Europa que, con la nieve, ofrecen una postal muy navideña.

Valle de Benasque (Huesca)

El Pirineo Aragonés también ofrece paisajes únicos en invierno, como el del Valle de Benasque, en pleno macizo pirenaico, rodeado de picos como el Aneto y surcado por numerosos ríos, lagos y bosques. Además de recrearte la vista, éste es un buen destino si te gustan los deportes de invierno. Como refugio te recomendamos el hotel El Acebo de Casa Muria, que se encuentra en la aldea de Renanué, convertida en un mirador hacia todo el valle y a tan sólo 20 km de las pistas de esquí de Cerler.

La Garrotxa (Gerona)

Ven a la Finca El Ventós y amanece rodeado de un paisaje único: el Parque Natural de la Zona Volcánica de La Garrotxa. Es uno de las joyas de la provincia de Gerona, con más de cuarenta volcanes, coladas de lava y bosques. Si te gusta el senderismo, encontrarás numerosos senderos. Los lugares que no te puedes perder son el Hayedo d’en Jordà, el Volcán Croscat o la localidad de Olot. Como huésped de El Ventós tienes a tu disposición actividades tan interesantes como rutas a caballo, mountain bike, rutas 4x4 o un viaje en globo.

Sierra de Aracena y Picos de Aroche (Huelva)

Si quieres huir del frío del norte, otra opción es pasar la Navidad en un bello rincón de Andalucía, como el Parque Natural de Sierra de Aracena y Picos de Aroche, en Huelva. En este entorno serrano predominan las dehesas pobladas de encinas, responsables del sabroso jamón ibérico que se come por estos lares. Pero a medida que cambia la altitud también se puede disfrutar de paisajes de alcornoques, robles rebollos, castaños o bosques de ribera. En Posada Finca La Fronda, situada en pleno Parque Natural, encontrarás los mejores anfitriones.

Valle del Douro (Portugal)

La Navidad también puede ser un buen momento para salir del país y conocer otros paisajes, aunque no hace falta irse muy lejos. En el vecino Portugal puedes contemplar el Valle del Duero desde la orilla de un pequeño brazo de agua rodeado de montañas gracias a Casas de Pousadouro, un conjunto de casitas rurales junto al río. Hacer una excursión en barco, visitar bodegas, disfrutar de buenos vinos, conocer pueblos con encanto y simplemente descansar con estas vistas, es lo que puedes hacer si te alojas aquí.

Baja Montaña (Navarra)

El hotel Heredad Beragu, a 55 km de Pamplona, está situado en la villa medieval de Gallipienzo y rodeado de un entorno protagonizado por la Foz Verde del río Aragón y la Reserva Natural de Caparreta. Otro destino inspirador para los amantes de la naturaleza estas Navidades. Teniendo como punto de partida alguna de sus casas podrás recorrer la Baja Montaña de Navarra, que no te dejará indiferente, tanto por su riqueza paisajística como por su cultura y costumbres.

Sierra de Guadarrama (Madrid)

Si buscas un lugar especial cerca de Madrid, puedes disfrutar de la Navidad en plena Sierra de Guadarrama. Lo más deseado es poder disfrutar de la nieve, por ejemplo con raquetas de nieve. Pero también realizar senderismo en un paisaje muy diferente al de otras estaciones, y contemplar lugares emblemáticos como la Cumbre de Peñalara, la Pedriza o el Valle de Lozoya. Una escapada muy natural que puedes combinarla con el encanto del hotel Box Art, un palacete que alberga una decoración vanguardista, mucho mimo en cada detalle, buenas vistas y una gastronomía de diez.