Rusticae Rusticae

Cuando tú vas
yo vengo

Iturregi - Guipúzcoa

El País Vasco es siempre una buena opción para olvidar los calores del verano y recargar las pilas en un ambiente rural y tranquilo. Compruébalo en el hotel Iturregi, un coqueto caserío de Getaria, entre viñedos de Txacolí y con vistas al Cantábrico.

Es momento de encontrar libre alguna de sus ocho habitaciones y disfrutar de unas verdaderas vacaciones, paseando por el campo, los acantilados, las playas… leer el libro que habías pospuesto o simplemente no hacer nada.

Villa Oniria - Granada

Si has esperado hasta septiembre para visitar Granada, ¡has acertado! Aunque todavía hace calor, las temperaturas han descendido y animan a pasear por sus calles y conocer sus monumentos, como la imponente ciudad palatina de La Alhambra.

En el corazón de la ciudad, encontrarás el hotel Villa Oniria, alojado en un elegante palacete del siglo XIX. Además de su privilegiada ubicación, este hotel con encanto te proporcionará el máximo confort, gracias a sus habitaciones, restaurante y spa.

Terra Bonansa - Huesca

Terra Bonansa es un hotel ecológico para perderse en el Pirineo aragonés sin dejar a un lado el bienestar y el diseño exclusivo, que hacen acto de presencia en forma de spa, arquitectura vanguardista o amplios ventanales con vistas únicas al valle.

Desde este rincón de La Ribagorza, disfrutarás de actividades en la naturaleza, como senderismo, BTT o el rafting, y podrás realizar excursiones a parajes como Aigüestortes, Vall de Boi, Valle de Arán y Valle de Benasque.

Urbisol - Barcelona

Se acaba el verano y ahora empiezan tus vacaciones. No hace falta irse lejos para desconectar, el Hotel Urbisol, a una hora de Barcelona, tiene los remedios que necesitas: tranquilidad, buena gastronomía, spa, naturaleza y cultura.

Lo ideal es escaparse en pareja, disfrutar de la piscina, las vistas de los Pirineos, el spa y los masajes. Para cenar, saborear los platos de cocina de autor de su restaurante, y redondear el día con un baño de espuma y flores en la bañera.

Quinta da Bouça D’Arques - Portugal

Si viajas al extranjero, encuentra tu refugio en Portugal, en el Hotel Quinta da Bouça D’Arques. Sentirás la paz y el silencio que ofrece el Valle del río Neiva, entre viñedos y un frondoso bosque de grandes castaños y piedras cubiertas de musgo.

Combina tu estancia disfrutando de las instalaciones y en el entorno del hotel con las visitas culturales a Santa Luzia, Viana do Castelo o Ponte de Lima. También te esperan magníficas playas y muchos deportes de aventura.