Phone +34 914 879 017

Pontevedra
aquí empieza tu viaje

Descubre sus ciudades, sus pueblos con encanto y sus playas con carácter.

Al sudoeste de Galicia, se encuentra Pontevedra, una tierra fronteriza con un clima suave, repleta de secretos que descubrir, con preciosos paisajes, con unas playas maravillosas de arena blanca acariciadas por el Atlántico, donde la historia, la tradición, el arte y la cultura están también llenos de leyenda.

Tanto en el interior como en su costa, Pontevedra posee muchos lugares de obligada visita como A Estrada, donde se celebra la conocidísima Rapa das Bestas en Sabucedo los 3 primeros días de julio y donde también se puede encuentra el precioso Pazo de Oca, conocido como el Versalles gallego con su impresionante jardín.

Combarro, donde visitar los típicos hórreos gallegos, el municipio de Soutomaior con su importante castillo que tiene además un jardín con una gran variedad de ejemplares de camelias y unas bonitas vistas al valle; Cambados, localidad donde vivir la cultura del vino a través del albariño, sin duda, uno de los mejores vinos blancos de nuestro país; Vilanova de Aurousa, la villa natal de Valle-Inclán; Sanxenxo y sus blancas playas…

También merece la pena parar en el municipio de O Rosal, en el sur de As Rías Baixas y contemplar el espectáculo de los molinos en cascada: los molinos del Folón y de Picón -un lugar que pocos conocen- y la estatua de la Virgen de Roca, en Baiona, una de las localidades costeras más turísticas de Pontevedra, con el honor de ser lo primero que vieron los marineros de carabela La Pinta a su regreso tras descubrir América.

Toda la costa pontevedresa forma parte de lo que bien conocemos como Rías Baixas, caracterizadas por su gran tamaño con respecto al resto de las rías gallegas. Sus playas más conocidas son A Lanzada en O Grove, Tempérans en Cangas, Aguete en Marín, Playa América en Nigrán, Playa de Rodas en Islas Cíes y por supuesto Samil en Vigo.

Definitivamente, el patrimonio natural en estas tierras es impresionante, y un ejemplo son las islas cercanas a su costa ya que en esta provincia se encuentra el Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia que comprende las islas de Ons en la Ría de Pontevedra, Cíes en la Ría de Vigo.

Muy cerca de la costa hacia el interior se encuentran bosques de ensueño, donde el agua en forma de cascadas y riachuelos es también protagonista como la Cascada del río Toxa (Silleda) con una ruta de senderismo que llega al monasterio de Carboeiro, también es recomendable la pintoresca ruta de A Pedra e da Auga donde se encuentran los Molinos de Meis. En la frontera con la provincia de Orense, en las sierras de O Cando y de O Suido, pervive aun la cultura del lobo en un paisaje de gran valor y que merece la pena conocer.

Y siguiendo con los beneficios del agua, en Pontevedra se encuentran también las villas de Cuntis, Caldas de Rei y Mondariz conocidas por sus balnearios y aguas termales.

Una interesante manera de conocer Pontevedra es a través de diversas rutas diseñadas para el viajero, como la Ruta de los Faros que permite recorrer la costa y conocer la historia de naufragios y grandes momentos históricos como el Faro de Cabo Home, Punta Cabalo en la Isla de Arousa (la isla más grande de Galicia), Faro de A Guia en Vigo o el Faro de Cabo Silleira en Baiona.

Otra ruta muy interesante, muy visitada por británicos y japoneses por su amor a los jardines, es la de las Camelias. En Pontevedra, por su clima suave es uno de los pocos lugares en los que se cultiva al aire libre, como en Ribadumia donde se pueden visitar más de 850 tipos de camelias diferentes, o en los jardines del Pazo de Oca o en los del castillo se Soutomaior. También en Rusticae tenemos una camelia insigne con más de 150 años, la de A Pedreira, uno de nuestros alojamientos con encanto situado en la villa termal de Cuntis.

Dignas de recorrer son también la ruta de los castros, en la que se pueden ver por ejemplo el de Santa Tegra en A Guarda o el Castro de Troña en Ponteareas. En la Península de O Morrazo además se encuentras importantes vestigios arqueológicos en un muy buen estado de conservación, como los petroglifos de Mogor en Marín o el dolmen del Chan de Arquiña en Moaña.

Pontevedra capital se constituye como un municipio en el que todo el casco antiguo y los puntos de interés más importantes se asientan a lo largo de un recorrido por la orilla del río Lérez. Estos son la Basílica de Santa María A Maior -de estilo gótico tardío-, el convento de Santa Clara o las Ruinas de Santo Domingo –donde no se permiten visitas en el interior, pero merece la pena contemplar desde fuera.

Es muy recomendable también realizar una visita al museo de Pontevedra, que reúne pinturas, esculturas, dibujos, grabados, objetos arqueológicos, monedas, instrumentos musicales, útiles de la vida cotidiana, muebles y joyas de más de 4000 años de antigüedad.

Vigo, es el municipio más poblado de esta provincia. Deambulando por sus calles y por su paseo marítimo se descubren monumentos curiosos como el Sireno o la escultura de Julio Verne sobre el calamar gigante. Castrelos y el Castro son los dos grandes espacios verdes de la ciudad. Del primero destaca el Museo Quiñones de León, especializado en la historia de Vigo. El Castro, por su parte, se caracteriza por sus jardines de camelias y miradores. Además, la playa de Samil, es el punto favorito de muchos para disfrutar de la puesta de sol con las fantásticas vistas de las Islas Cíes de fondo, y por qué no, aprovechar para visitar el Museo do Mar.

Como si de otro gran monumento se tratase, la gastronomía pontevedresa es más que popular destacando por el marisco de las Rías Baixas, el pulpo, y el pescado fresco. Las carnes tampoco se quedan atrás, pues la ternera gallega y el cerdo son reconocidos en todo el país; la especial Lamprea es uno de los platos más originales, un pescado muy especial que se pesca en el Miño siguiendo la mismas tradición dede época romana. Y sin duda el complemento perfecto a esta excepcional materia prima son los vinos locales, en especial el vino blanco Albariño y el aguardiente para preparar las conocidas “queimadas”.

Como los paisanos dicen, “Pontevedra dá de beber a quien pasa”. Déjate acoger por estas tierras gallegas y disfruta de todo lo que ofrece.