¡Aún queda verano!
7 Planes para todos los gustos

Si eres de los que aún no has cogido vacaciones este año, no te preocupes, aquí tienes 7 propuestas que te encantarán. En plena naturaleza, cerca del mar, en una isla e incluso más allá de nuestras fronteras, elige tu hotel Rusticae y disfruta del verano.

 

La Casita de Cabrejas (Cuenca)

La Casita de Cabrejas (Cuenca)

Si estás cerca de Cuenca, te animamos a que disfrutes de los últimos coletazos del verano en este hotel rural con encanto. En La Casita de Cabrejas podrás dar tranquilos paseos en su finca, darte un chapuzón en su piscina de verano o tomar algo fresco en su woodbar. Puedes aprovechar para visitar la ciudad de Cuenca y realizar alguna de las actividades que organiza su propia empresa de aventura. Barranquismo, quads, vías ferratas, piraguas, hidrosenderismo… Hay para todas las edades y todo tipo de condiciones físicas. ¡No te quedes con las ganas!

¡Descubre más!
Casa Rural Mas Roselló (Girona)

Casa Rural Mas Roselló (Girona)

Ahora que los turistas se van yendo, es el momento de pasar unos días en la Costa Brava. Y no se nos ocurre mejor lugar para alojarse que esta masía catalana de Calonge, envuelta en bosques y árboles frutales, pero a pocos minutos del mar. Aquí te recibirán sus jardines, terraza y la refrescante piscina. Mas Roselló es un punto de partida fantástico para recorrer la comarca del Ampurdán, donde no hay que perderse el Triángulo Daliniano, las villas medievales de Pals y Peratallada o el Parque Natural del Cabo de Creus. Pero para disfrutar de lo que queda de verano, te recomendamos realizar uno de los caminos de ronda de la Costa Brava, y combinar el senderismo con los baños en sus idílicas calas.

¡Descubre más!
Vivood Landscape Hotel (Alicante)

Vivood Landscape Hotel (Alicante)

Si has estado trabajando casi todo el verano, te mereces desconectar en un sitio especial. ¿Qué tal el en el primer Hotel Paisaje de España? El VIVOOD es un hotel sólo para adultos, formado por 25 magníficas suites de diseño que se integran perfectamente en el paisaje natural del Valle de Guadalest. No hace falta mucho para conseguir relajarse. Disfruta de las vistas mientras te refrescas en la piscina de borde infinito o en el jacuzzi. También puedes pasear por alguna de las sendas del valle, recibir un masaje o participar en clases de yoga y relajación. ¡Un lujo con estas vistas!

¡Saber más!
Torre Zumeltzegi (Guipúzcoa)

Torre Zumeltzegi (Guipúzcoa)

Para vivir una escapada de cuento, ven a Guipúzcoa y alójate en el Hotel Torre Zumeltzegi. Junto al casco histórico de la villa medieval de Oñate y rodeado de un entorno natural único, este hotel con encanto posee una torre del siglo XIII en la que podrás dormir y disfrutar de unas vistas espectaculares. Prueba la cocina tradicional con toques modernos de su restaurante en el comedor exterior acristalado con amplias vistas al valle. Descansa en su terraza, donde la mirada se pierde desde la falsa de Aitzgorri hasta Udalaitz, y el casco monumental de Oñati. No olvides visitar el Santuario de Arantzazu.

¡Saber más!
Solar Gloria ao Carmo (Azores)

Solar Gloria ao Carmo (Azores)

También puede ser el momento de perderse en una isla del Atlántico. A 1.400 km al oeste de Lisboa, las Azores constituyen un destino ideal para los amantes de la naturaleza y el turismo activo. En la isla más grande del archipiélago, San Miguel, tenemos un alojamiento con encanto que te encantará: Gloria do Carmo. Se trata de una casa solariega del siglo XVIII que ofrece servicios de hotel y apartamentos a 5 km de la capital y a 300 metros de la playa. Desde aquí podrás visitar los lugares más interesantes de la isla y disfrutar de sus bosques de laurisilva, volcanes, lagos o manantiales de agua sulfurosa.

¡Saber más!
Borgo Pignano (La Toscana, Italia)

Borgo Pignano (La Toscana, Italia)

Conviértete en la protagonista de ‘Bajo el sol de La Toscana’ y enamórate de la belleza de sus paisajes. Recorre sus colinas onduladas, campos de cereal y vid, pueblos medievales, arte y buena gastronomía. Y entretanto descansa en esta casa palaciega del siglo XVIII, entre San Gimignano y Volterra, y a 1 hora de Florencia. Te encantarán sus elegantes habitaciones, algunas con frescos originales, y su impresionante piscina encajada en una cantera de piedra caliza natural. Pero lo mejor de todo es que te sentirás como en casa, siendo partícipe de las tareas del exterior, como su huerta ecológica, y luego saboreando las recetas tradicionales italianas. O asistiendo a sus clases de yoga y meditación. ¡No querrás marcharte!

¡Saber más!