Rusticae Rusticae

Los 10 imprescindibles
de Santiago de Compostela

Callejear por la ciudad vieja

El casco histórico de Santiago de Compostela está declarado Patrimonio de la Humanidad y está hecho a la medida del caminante. Es un placer perderse por sus rúas y plazas, donde se intercalan edificios románicos, góticos y barracos, así como rincones con mucho encanto. Destaca la Rúa do Vilar, Rúa do Franco, Plaza de la Quintana, Plaza de Platerías o la Casa da Parra.

Vivir la llegada de los peregrinos a la Plaza del Obradoiro

La Plaza del Obradoiro es el centro neurálgico de la ciudad y la meta de los peregrinos que realizan el Camino de Santiago. Aquí se vive un ambiente multicultural único, con personas venidas de diferentes partes del mundo. En la plaza destaca la imponente fachada barroca de la Catedral, el Hostal de los Reyes Católicos, el Colegio de San Xerome y el Palacio de Raxoi, sede del ayuntamiento.

Abrazar al apóstol Santiago en la Catedral

La Catedral de Santiago es la obra más destacada del arte románico en España y el principal reclamo de la capital gallega. Una vez dentro hay que subir al camarín y abrazar al apóstol, así como admirar el Pórtico de la Gloria y asistir a la Misa del Peregrino para ver en acción el famoso Botafumeiro. No olvides completar la visita con el paseo guiado por las cubiertas de la Catedral, que poseen unas magníficas vistas.

Conocer y probar los mejores productos gallegos en el Mercado de Abastos

El Mercado de Abastos de Santiago de Compostela es el segundo lugar más visitado de la ciudad después de la Catedral. Además de admirar la arquitectura del edificio, este Mercado es un lugar privilegiado para conocer y degustar los productos frescos gallegos, como pescados, mariscos, quesos, frutas o verduras. Abre todos los días excepto los domingos.

Un paseo con vistas en el Parque de la Alameda

El Parque de la Alameda es el principal jardín urbano de Santiago y está dividido en tres zonas: el paseo de la Alameda, la carballeira (robredal) de Santa Susana y el paseo de la Herradura. Disfruta paseando entre vegetación, edificios y mobiliario de interés, así como estatuas entre las que destaca la de Valle Inclán. Lo más valorado del parque son las magníficas vistas de la ciudad y de la Catedral.

La Compostela más vanguardista en la Ciudad de la Cultura de Galicia

Santiago de Compostela también es un referente de la cultura y las tendencias más vanguardistas, que muestran todo su esplendor en la Ciudad de la Cultura. Se trata de un complejo arquitectónico diseñado por el neoyorquino Peter Eisenman que está situado en el Monte Gaiás. Puedes conocer la Biblioteca, las Torres Hedjuk, el Museo… así como disfrutar de sus exposiciones y actividades programadas.

Imbuirse del ambiente universitario

La Universidad de Santiago de Compostela es una de las más antiguas del mundo con más de 500 años de historia. Esto se nota en el ambiente juvenil de la ciudad, que acoge cada curso a unos 30.000 universitarios. Vale la pena conocer los edificios más emblemáticos ligados a esta institución, como el Colegio de San Jerónimo, la Facultad de Geografía e Historia, o el Colegio Fonseca.

Regalar al paladar la genuina gastronomía gallega

La gastronomía de Galicia es una de las más alabadas de nuestro país y su capital ofrece sus productos más codiciados. Prueba sus embutidos, pimientos, churrascos, pescados y mariscos, entre los que destaca el pulpo a feira y las empandas. De postre, nada mejor que un trozo de tarta de Santiago. Las mejores calles para tapear son Orfas, Franco, Caldeirería y Rúa Raiña.

Conocer la vida nocturna de la ciudad

Vale la pena salir de noche por Santiago y contemplar la ciudad desde otra perspectiva. Además de admirar la iluminación de los edificios emblemáticos del casco histórico, es un buen momento para tomarse una copa, encontrarse con un espectáculo improvisado en plena calle o disfrutar de la agenda cultural y de ocio en sus teatros, cines, bares o pubs.

Dedicar tiempo a los museos

Además de visitar la moderna Ciudad de la Cultura, Santiago de Compostela también cuenta con otros museos que vale la pena conocer, como el Museo del Pueblo Gallego, el Centro de Arte Contemporáneo, el Museo de Historia Natural o el Museo de las Peregrinaciones.