Rusticae Rusticae

Aquí
no hay playa

Lago de Banyoles - Girona

A 40km de la Costa Brava, Banyoles es un destino muy completo para los que quieren descansar en un entorno natural y conocer parte del patrimonio cultural de Girona. Su mayor emblema es el lago de Banyoles, el más grande de Cataluña.

El hotel Ca l’Arpa se encuentra junto al centro histórico y a menos de 1km del lago de Banyoles. Aprovecha su ubicación para dar un paseo en barca, practicar deportes acuáticos, hacer un picnic y descansar rodeado de su espectacular vegetación y fauna.

Lago de Sanabria - Zamora

Los huéspedes del hotel Las Treixas, situado en la villa histórica de Puebla de Sanabria, tienen la desconexión garantizada en el mayor lago de origen glaciar de la Península Ibérica: el lago de Sanabria. Un rincón natural que ya enamoró a Miguel de Unamuno.

Además de senderismo, ciclismo o paseos a caballo, el Parque Natural del Lago de Sanabria invita a descansar en sus playas, practicar deportes acuáticos -especialmente la canoa-, y subir a bordo del único barco eólico de España y conocer los secretos del lago.

Tablas de Daimiel - Ciudad Real

Otro bello paisaje de interior donde el agua es una de las protagonistas lo encontramos en Las Tablas de Daimiel. Este humedal manchego es el último representante del ecosistema de tablas fluviales y está protegido como Parque Nacional y Reserva de la Biosfera.

Conoce las Tablas de Daimiel a través de una ruta de senderismo o 4x4. Contempla su rica avifauna y déjate seducir por sus puestas de sol. Después de la visita, nada mejor que alojarse en el hotel La Casa del Rector, en pleno conjunto histórico-artístico de Almagro.