Destino Bardenas Reales
Un paisaje de otro planeta entre Navarra y Aragón

En el sureste de Navarra, en la frontera con Aragón, se despliega el paisaje semidesértico de las Bardenas Reales, que sorprende por las impactantes formas que la erosión ha esculpido en un terreno de yesos, arcillas y areniscas. A pesar de su apariencia desnuda e inhóspita, esconde grandes valores naturales. No en vano, este Parque Natural está declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO e incluye tres Reservas Naturales. Disfruta de este paisaje lunar mientras practicas turismo activo. ¡Será inolvidable!

fotos rutasprepirineo.com

 

Un poco de historia

Un poco de historia

El territorio de las Bardenas cuenta con restos de presencia humana desde la Edad de Bronce y la Edad de Hierro. Sin embargo, las condiciones extremas de estas tierras tal vez no permitieron que ningún asentamiento prehistórico llegara a consolidarse en núcleos poblacionales. Las Bardenas, como todo el territorio de alredesdor, perteneció al Imperio Romano y, con posterioridad, estuvo sujeto a la invasión de los pueblos bárbaros. Con la ocupación de los árabes, las Bardenas se convirtieron en un límite entre los reinos cristiano y musulmán, y fue la reconquista la que determinó que estas tierras quedaran en manos reales –de ahí su nombre- y fueran cedidas para su aprovechamiento como pasto para los rebaños de ovejas que en invierno se trasladaban a las llanuras de las Bardenas desde los valles de Roncal y Salazar. Esta concesión de privilegios la otorgó el rey Sancho García en el año 882 a los habitantes de los alrededores, por su ayuda en la lucha contra los musulmanes.

Qué ver/hacer en las Bardenas Reales

Qué ver/hacer en las Bardenas Reales

Próximas a Tudela y a la comarca aragonesa de las Cinco Villas, las Bardenas Reales constituyen un territorio semidesértico donde la erosión del agua y el viento han creado formas muy singulares en sus suelos de arcillas, yesos y areniscas. Destacan los barrancos, las mesetas y, sobre todo, los cerros solitarios conocidos como “cabezos”. Este paisaje lunar alberga importantes valores naturales, y por este motivo fue declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO en el año 2000. En su interior hay dos Zonas Especial Protección para las Aves y tres Reservas Naturales. Es un destino perfecto para los amantes del turismo activo. Podréis realizar rutas a pie, en bicicleta, a caballo,... Y de la mano de guías descubrirás rincones como la del famoso bandolero Sanchicorrota o los escenarios de películas y series, como Juego de Tronos. No te pierdas la Bardena Blanca, con las singulares formaciones de Castildetierra y Pisquerra, así como la Bardena Negra y los bosques de pino carrasco. Para obtener una buena panorámica, sube al mirador del Alto de Aguilares, y para observar las aves, acércate al Balcón de Pilatos.

Qué ver cerca de las Bardenas Reales

Qué ver cerca de las Bardenas Reales

A media hora de las Bardenas Reales, se encuentra la ciudad de Tudela, capital de la verde huerta de la Ribera Navarra. De hecho, Tudela es conocida por su rica gastronomía. Fundada en el año 802, es una de las ciudades de origen islámico más importantes de España y de Europa. En ella convivieron, durante más de 400 años, musulmanes, judíos y mozárabes, del que serás testigo al pasear por sus callejas retorcidas, pasadizos, murallas y atalayas. No te pierdas la catedral, la iglesia de la Magdalena o el puente de piedra o la plaza de los fueros. También te recomendamos visitar el Monasterio de Tulebras, el primer cenobio femenino que el Císter fundó en España; la villa medieval de Olite; o el parque de ocio Sendaviva, en Arguedas, si viajas en familia. En la parte aragonesa, no puedes perderte la comarca prepirenaica de las Cinco Villas. Está salpicada de pueblos con encanto como Uncastillo, Sos del Católico o Ejea de los Caballeros. Destacamos Uncastillo por su imponente patrimonio, con un castillo del siglo X, seis iglesias románicas, judería y bellas construcciones renacentistas del siglo XVI.

Gastronomía

Gastronomía

Las Bardenas Reales se benefician tanto de la gastronomía navarra como de la aragonesa. La cocina de la ribera navarra está marcada especialmente por el paso del río Ebro, que le dota de una exquisita y prolífica huerta, así como una variada muestra de excelentes vinos con denominación de origen. Destacan los cogollos de Tudela, las espinacas y las borrajas. Entre los platos típicos se encuentran el cocido tudelano, la menestra con verduras, los jarretes, las costillicas de cordero, las perdices y el calderete. Para el postre, todo tipo de frutas, como melocotón, pera, manzana o cereza, cafareles, mantecadas y el especial manjar blanco. Todo ello regado por los vinos navarros, los tradicionales rosados y los nuevos tintos de gran calidad. La despensa aragonesa, concretamente, de la comarca de las Cinco Villas, tampoco se queda atrás. Las aguas del Pirineo riegan las tierras del norte y las del río Ebro lo hacen en las tierras del sur, ofreciendo una variada gastronomía. Sobresalen el vino, aceite, queso, miel, legumbres y la buena repostería, así como ternasco asado, el rancho o las migas.

Foto:turismo.navarra.es

Dónde dormir

Dónde dormir

A una hora de las Bardenas Reales, en el precioso pueblo de Uncastillo, podrás descansar en Posada la Pastora, un pequeño hotel con encanto de 10 habitaciones que da la bienvenida a sus huéspedes con una decoración cálida y sencilla, en la que predomina la piedra y la madera y los materiales recuperados durante la restauración del edificio. El salón es el corazón de la casa, presidido por su chimenea, y en él se sirven sus memorables desayunos con tortas “malhechas”, embutidos locales, fruta fresca, zumos naturales… Y sus anfitriones, Inma y Miguel, son unos amantes e impulsores del destino Prepirineo. Gracias a su empresa, Rutas Prepirineo, podrás disfrutar del turismo activo en el Paisaje Protegido de la Sierra de Santo Domingo, la Foz de Lumbier, los Mallos de Riglos, el Puy Moné y, por supuesto, en las Bardenas Reales. ¡Una experiencia inolvidable! Si viajáis en familia, con amigos o queréis estar más a vuestro aire, otra opción son los Apartamentos Uncastillo.

¡Conoce más sobre Dónde Dormir!