Rusticae Rusticae

De ruta por el Duero
De España a Portugal, sigue el curso del río que nos une

El Duero, es un río que une, que vertebra territorios, que recorre parte de nuestra geografía desde su nacimiento en Soria y también la de nuestros vecinos portugueses hasta su desembocadura en Oporto. Os proponemos seguir su curso para descubrir espacios naturales únicos, los viñedos de las comarcas vitivinícolas más famosas del sur de Europa y conjuntos históricos impresionantes.

El vecino río Tormes

El Tormes es un afluente del río Duero, que nace en la Sierra de Gredos y se une de nuevo con él en la frontera con Portugal, entre el municipio zamorano de Fermoselle y el salmantino de Villarino de los Aires. Siguiendo su curso destaca la ciudad histórica de Salamanca, declarada Patrimonio de la Humanidad. Una visita imprescindible para imbuirse en su ambiente universitario y conocer sus principales monumentos, como la Casa de las Conchas, la Plaza Mayor o las Catedrales.

El río Tormes también invita a pasear por la histórica villa de Ledesma, descubrir sus monumentos prehistóricos, contemplar sus palacios, casonas, iglesias o su castillo. Entre Salamanca y Ledesma podréis descansar en el hotel Hacienda Zorita Wine Hotel&SPA, un antiguo convento dominico del siglo XIV, ¡en el que se alojó Cristóbal Colón!, rodeado de naturaleza y viñedos junto a la ribera del Tormes. Disfruta de su finca y pasea junto al río, de los tratamientos de su spa, de los magníficos vinos de su bodega y de su gastronomía basada en la filosofía “Km0” con productos de proximidad.

Parque Natural de Arribes del Duero

Justo entre España y Portugal, el río Duero adquiere una belleza espectacular, pues su cauce se estrecha y profundiza, creando los conocidos Arribes o pendientes escarpadas a ambos lados del cauce. Este espacio es compartido por Zamora y Salamanca con Portugal, y está declarado Parque Natural, sin duda por la belleza de su paisaje granítico y la riqueza de su fauna y flora. Unos kilómetros antes, hay que visitar la ciudad de Zamora atravesada por el Duero, para visitar casco histórico, pasear junto al río y, como no, ir de pinchos. Obligada es también la parada en la localidad zamorana de Toro, que este año es sede de Las Edades del Hombre, y donde hay que visitar sin duda su bellísima Colegiata que se asoma orgullosa sobre el Duero.

Una vez en los Arribes, conoce sus rincones naturales, como el Pozo de los Humos, disfruta de las impresionantes vistas desde sus miradores y acércate a localidades de interés como la villa de Fermoselle, declarada conjunto histórico-artístico. Para alojaros en esta zona os proponemos hacerlo en las villas de Hacienda Zorita Natural Reserve, un alojamiento de lujo en forma de dos villas de alquiler completo de cinco habitaciones cada. Perfectas para una escapada en grupo o en familia.

Parque Natural do Douro Internacional

Cruzando la frontera, el Duero continúa igual de espectacular en territorio portugués, tomando el nombre de Parque Natural do Douro Internacional. No hay que perderse el arte rupestre del valle del Côa, que constituye uno de los lugares más extensos al aire libre con muestras de arte paleolítico, y realizar cruceros por el río con paradas en bodegas para catar los vinos de la famosa región vitivinícola del Alto Duero, entre los que sobresale el Oporto.

Vive estas experiencias desde el encantador hotel Casas do Côro, en la parte alta de la histórica aldea de Marialva, al pie de su Castillo. Disfruta de su entorno natural, de sus instalaciones: piscina exterior, chill out, un Spa recién inaugurado, el restaurante para disfrutar de una magnífica cena a la luz de las velas…; y las numerosas actividades que organizan Paulo y Carmen, donde no falta un recorrido en barco por el Duero, con visita a las bodegas más importantes.

El Douro de camino a Oporto

En el interior de Portugal, a una hora de Oporto, donde el Duero desemboca en el Océano Atlántico, puedes disfrutar del paso del río por espacios naturales y localidades portuguesas de gran interés, como Pinhao, Peso da Régua o Santa Cruz do Douro. Aunque, sin duda, las actividades principales giran en torno al vino y a los caldos del Valle del Douro ( Patrimonio de la Humanidad por la Unesco), como visitas y catas en sus bodegas.

En un pequeño brazo de agua que forma el Duero entre las montañas de Marao y Montemuro se encuentran las Casas de Pousadouro, un encantador alojamiento recién incorporado a Rusticae situado en plena ribera del río. Ven con tu pareja, amigos y familia y descubre una de las mejores regiones vitivinícolas del mundo. Aquí no faltan los paseos en barco, los caminos para hacer rutas a pie, las visitas culturales y la buena gastronomía.