Phone +34 914 879 017

Un paseo por el bosque
Hoteles para disfrutar del bosque en otoño

El crujir de las hojas, el olor a humedad, las setas, los colores amarillos, naranjas, rojos... El bosque en otoño se transforma y ofrece un espectáculo natural mágico. Prepárate para vivir este otoño paseos evocadores en el bosque teniendo como base los mejores hoteles con encanto Rusticae.

Durante la redacción de este post, Galicia, Asturias y Portugal han sufrido los incendios más devastadores de los últimos tiempos. Hoy más que nunca queremos manifestar nuestro amor y respeto por la naturaleza y nuestra solidaridad con los afectados de estas tierras siempre hospitalarias. ¡No dejemos de visitarlos!

 

Un paseo por el bosque

Bosques del Valle de Ambroz (Cáceres)

Cada otoño, el Valle del Ambroz, en el norte de Cáceres vive la transformación de sus bosques de castaños, robles, alisos, chopos, olivos, encinas y alcornoques. Un espectáculo de colores y luces que sus habitantes lo han llamado “Otoño Mágico” y lo celebran por todo lo alto. En la programación puedes encontrar visitas guiadas a lugares con encanto, actividades deportivas, muestras gastronómicas, actividades infantiles. Destaca la Marcha Senderista Bosques del Ambroz, con la que disfrutarás de los bosques de castaños y de pueblos con encanto, como La Garganta, Hervás, Gargantilla o Segura del Toro. Y qué mejor lugar para descansar después que en la casa rural El Jardín del Convento, una casa solariega del siglo XIX con un precioso jardín ornamental, situada en pleno casco antiguo de Hervás.

foto: turismoextremadura.com

¡Saber más!
Un paseo por el bosque

Hayedo de la Pedrosa (Segovia)

El Hayedo de La Pedrosa constituye uno de los bosques de hayas más meridionales del mundo. Es un placer dar un paseo por el bosque por las húmedas laderas del Puerto de la Quesera y contemplar sus ejemplares junto al nacimiento del río Riaza. En época otoñal, cuando el color de su follaje varía de tonos verdes a tonos anaranjados, ofrece un contraste cromático de extraordinaria belleza. Los hayedos también se unen a los robles, serbales, acebos, abedules y tejos en este pequeño bosque caducifolio. Disfruta en familia o con amigos de este enclave, a tan sólo 150 km de Madrid, y luego descansa en los Apartamentos & Spa Artesa. Se trata de una antigua panadería del siglo XIX convertida en un moderno complejo de 6 apartamentos y una zona wellness & spa.

¡Saber más!
Un paseo por el bosque

Parque Natural del Montseny (Barcelona)

Si vas a Barcelona este otoño, dedica una jornada a pasear por los bosques del Montseny, propios de parajes centroeuropeos y mediterráneos. Aprecia la biodiversidad y la huella cultural de esta reserva de la biosfera realizando senderismo, rutas a caballo, BTT o vuelos en globo. Si vas con niños una de las rutas más sencillas es la del Pantano de Santa Fe. Te toparás con árboles enormes, pasarelas de madera y saltos de agua.¡Aprovecha para coger castañas! Como campo base Masía Can Canal, en un edificio del siglo XVI con amplios espacios ubicada dentro del Parque Natural del Montnegre-Corredor y justo al lado del Montseny. Es una opción fantástica para estar en contacto con la naturaleza y compartir buenos momentos en familia o con amigos.

foto: Parque Montnegre i el Corredor de barcelonaesmoltmes.cat

¡Descubre más!
Un paseo por el bosque

La Fageda d’en Jordà (Girona)

En Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa, la Fageda d’en Jordà es uno de los hayedos más espectaculares de Cataluña. Sus ejemplares han crecido sobre una colada del volcán del Croscat, en un terreno llano y a poca altitud, poco frecuente para este tipo de árboles. En otoño se vuelve único por la gama de colores de las hojas que crujen bajo los pies. Existen varios senderos que discurren por el bosque, como el de Joan Maragall, pero te animamos a que también visites los volcanes y disfrutes del senderismo o de un vuelo en globo. A 15 minutos de la Fageda d’en Jordà podrás descansar en Mas Les Comelles, una masía catalana del siglo XIV ubicada en la Vall d’en Bas. Además de dormir en las mejores camas del mundo, saborearás la cocina de Marc Casals.

Foto: Jose Luis Mieza "Un dels indrets de la Fageda d´en Jordà"

¡Descúbrelo!
Un paseo por el bosque

Reserva de Biosfera de Urdaibai (Vizcaya)

La Reserva de la Biosfera de Urdaibai es el humedal más importante del País Vasco, ideal para la observación de aves y practicar deportes acuáticos. Está en la desembocadura del río Oka, en la comarca de Busturialdea. El paisaje mezcla bosques y valles, acantilados, marismas, extensos arenales y playas salvajes donde disfrutar de las mejores olas, como Laida y Laga. Sin olvidar sus localidades marineras y su patrimonio, como Bermeo, Mundaka, Guernica o San Juan de Gaztelugatxe. Cerca, en Mungia, descansa en la casa rural Errota-Barri. Un caserío-molino del siglo XIX rehabilitado que combina modernos equipamientos con muebles centenarios. Destacamos los techos de vigas de madera de las habitaciones y su cuidada decoración. Algunas, con cabeceros de antiguas camas vascas de madera policromada.

foto:visiturdaibai.com

¡Saber más!
Un paseo por el bosque

Bosque de Oma (Vizcaya)

Si los bosques llegan a su punto álgido en otoño, por su gama de colores espectacular, el Bosque de Oma lo tiene por partida doble. Sin salir de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, es conocido como el Bosque Pintado y es obra del pintor y escultor Agustín Ibarrola. Los troncos de los árboles están pintados con llamativos colores, creando formas geométricas, humanas y animales. Algunas sólo se hacen visibles en su conjunto desde posiciones determinadas. Aquí se respira un aire mágico, y los árboles parecen cobrar vida. Pon el broche a la excursión visitando la Cueva de Santimamiñe, principal yacimiento prehistórico de Vizcaya. En la misma Reserva de Urdaibai, a 12 km, alójate en el Hotel Aldori Landetxea, un caserío vasco con un interior de vanguardia y unas vistas estupendas.

foto: tourism.euskadi.eus

¡Saber más!
Un paseo por el bosque

La Selva de Irati (Navarra)

La Selva de Irati es uno de los mayores y mejor conservados bosques de hayas y abetos de toda Europa. Se encuentra en el Pirineo oriental navarro, entre los valles de Aezkoa y Salazar, y en sus 17.000 hectáreas conviven distintas reservas naturales y una rica fauna protagonizada por el ciervo. En otoño alcanza su máximo esplendor, regalando al visitante una gran diversidad cromática y el olor a los frutos del bosque. Recorre la Selva de Irati a través del senderismo, la bicicleta de montaña o las excursiones en 4x4 y disfruta de paisajes tan sugerentes como el embalse de Irabia, el curso del río Irati o el Monte de la Cuestión. En Murillo de Lónguida, a 43 km, se encuentra el Hotel Villa Clementina, una preciosa casa de indianos que combina el espíritu romántico originario con un estilo modernista contemporáneo.

Foto: turismo.navarra.com

¡Saber más!
Un paseo por el bosque

Bosque de Besaya-Saja (Cantabria)

En el Parque Natural del Saja-Besaya están algunos de los bosques más bellos de la región y uno de los ejemplos de bosque caducifolio atlántico mejor conservado de la Cordillera Cantábrica. Los bosques frondosos de robles, hayas o avellanos se combinan con pastos de montaña y ríos. La riqueza faunística también es notable, con especies como el jabalí, la nutria, el lobo o el águila real. Aquí se pueden realizar rutas como El Camino Viejo del Moral, la Ruta de los Puentes o la Ruta por el Robledal de Ucieda. Sólo hay un núcleo urbano asentado, el conjunto histórico de Bárcena Mayor, representante de arquitectura montañesa. Sigue disfrutando de los árboles centenarios en el Hotel Jardín de Carrejo, en Cabezón de la Sal, donde además está uno de los bosques de secuoyas más importantes de Europa declarado Monumento Natural.

foto: bosque de secuoyas de cantabriarural.com

¡Descubrir más!
Un paseo por el bosque

Bosque A Fervenza (Lugo)

Las crecidas del Miño durante el otoño y el invierno convierten A Fervenza en un bosque inundado, único en Galicia. Se forman caprichosas lagunas y en sus aguas parecen flotar los carballos centenarios, los alisos, los fresnos y los sauces. Está unido a la ciudad de Lugo por caminos naturales, ideales para recorrer en otoño y contemplar el fenómeno “auga que ferve” o “agua que hierve” , por la fuerza del agua y las cascadas que se forman. En la profundidad del bosque, frente al molino del s. XVII, se encuentra Fervenza Casa Grande. Conserva la esencia de antiguo caserío gallego y dispone de un interesante conjunto etnográfico. Lo mejor es su integración en el bosque de A Fervenza, que actualmente forma parte de las zonas de máxima protección de la Reserva de la Biosfera Terras do Miño.. Afortunadamente esta zona no ha sido afectada por los últimos incendios por lo que este otoño podremos seguir disfrutando de ella.

Foto: Laguna en A fervenza

¡Saber más!
Un paseo por el bosque

Reserva de la Biosfera de Oscos, Eo y Tierras de Burón (Galicia – Asturias)

Galicia y Asturias comparten un espacio de enorme valor paisajístico y medioambiental: la Reserva de la Biosfera del Río Eo, Oscos y Terras de Burón. El río Eo vertebra estas casi 160.000 hectáreas repartidas en 14 municipios, como Ribadeo, Trabada, Castropol o Taramundi. Su principal característica es la variedad de sus paisajes, conviviendo los de media montaña, los fluviales y los marítimos. Este otoño puede ser una buena ocasión para visitar este espacio natural, realizar alguno de sus senderos, admirar las singulares formaciones de la costa –como las de la Playa de las Catedrales- y conocer la arquitectura, la gastronomía y las tradiciones de sus pueblos. En A Pontenova, en el corazón de la Reserva de la Biosfera, puedes alojarte en una de las casas de alquiler completo de Casona de Labrada. Un punto de partida ideal para las actividades en la naturaleza y las visitas etnográficas.

foto: cortesía de Casona de Labrada

¡Descubrir más!