Hoteles en Valle del Jerte - Hoteles con encanto

¡Hoteles en Valle del Jerte! ¿Estás buscando Hoteles en Valle del Jerte? En Rusticae hemos seleccionado, los mejores alojamientos en Valle del Jerte y a los mejores precios.¡Ven a Valle del Jerte, a una casa rural, o a un apartamento con Rusticae nuestras ofertas exclusivas!

Cool planEscapadas a Valle del Jerte

Hemos encontrado 1 alojamiento

Loading
Hoteles con encanto en el Valle del Jerte

Conoce todo sobre Valle del Jerte

Hoteles en Valle del Jerte. Hoteles en Valle del Jerte únicos, seleccionados bajo criterios de calidad Rusticae. La situación geográfica y la morfología del Valle del Jerte le han hecho merecedor de un microclima propio, que dulcifica el carácter continental que le correspondería y atrae las precipitaciones a este valle, donde la naturaleza se muestra en todo su esplendor en cada estación del año. En primavera no hay que perderse la floración de los cerezos, que inunda de color blanco los campos del valle y producen un espectáculo de una belleza efímera muy singular. Otra época interesante es el otoño, con el cambio de colores en el paisaje, la recogida de setas y castañas, y todo un programa de actividades que componen la fiesta de la Otoñada. Los visitantes pueden disfrutar en cualquier momento de sus bosques de ribera, dehesas de encinas, robledos, olivares, gargantas o numerosos saltos de agua y piscinas naturales, como los que se encuentran en la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos. Este medio natural invita a practicar actividades de turismo activo, como rutas en 4x4, senderismo, descenso de barrancos o birdwatching.

Nuestros Hoteles en el Valle del Jerte ofrecen todo tipo de servicios y acomodaciones. Alojamientos en Valle del Jerte, Hoteles en Valle del Jerte, románticos, para parejas, para familias, con mascota.... Ven y alójate en un Hotel en el Valle del Jerte.

Once municipios componen el Valle del Jerte, siendo Cabezuela del Valle la capital de la comarca. Son pueblos serranos de origen medieval que conservan el encanto de la arquitectura popular, con sus callejuelas y casas solariegas de piedra, adobe y madera, sus balcones de flores y fuentes de agua. Valdastillas se constituye como un mirador sobre el valle, donde destacan sus muros de adobe rojizo y piedra. En Piornal se celebra a mediados de enero una de las fiestas más singulares de nuestro país: el Jarramplas, un personaje con máscara, cuernos y cintas de colores que sufre las burlas y los ataques con nabos de los vecinos. En Jerte no hay que perderse el barrio de los Bueyes, donde aún pueden verse las casas tradicionales que se salvaron de la quema tras el paso de las tropas napoleónicas durante la Guerra de la Independencia en 1809. Además de las picotas, a la hora de comer, hay que saborear el jamón ibérico, aceite de oliva, migas, potajes y sopas, tasajos, productos de matanza, trucha garganteña, castañas, quesos, ciruelas o las torrijas.