Hoteles con encanto en Barcelona (ciudad)

Cool planTodo sobre Barcelona (ciudad)

Hemos encontrado 7 alojamientos

9.3

Hotel Arai

(Barcelona (ciudad), España)

Arai dispone de 31 apartamentos con cocina privada en los que disfrutar de una placida estancia en el centro del histórico barrio gótico de Barcelona. Este...

Ver hotel en el mapa Más información
8.8

Granados 83

(Barcelona (ciudad), España)

En Barcelona capital, en pleno barrio del Ensanche se levanta el Hotel Granados 83, en un edificio neoclásico de principios del XX reinventado con una...

Ver hotel en el mapa Más información
Loading

Conoce todo sobre Barcelona (ciudad)

Te proponemos 10 planes para que conozcas lo más esencial de Barcelona:

1. El legado de Gaudí

La ciudad de Barcelona está salpicada de interesantes obras del modernismo catalán, entre las que sobresalen las de su arquitecto más famoso, Antoni Gaudí. Déjate sorprender por la belleza de la geometría y el volumen de la inacabada Sagrada Familia, La Pedrera, la Casa Batlló o el Parque Güell.

2. La vida bulliciosa de Las Ramblas

Las Ramblas es el paseo más famoso de Barcelona, que discurre desde Plaza Cataluña hasta el antiguo puerto de la ciudad. Siempre llena de turistas, su ambiente es alegre y bullicioso, donde se intercalan puestos de flores, mimos, tiendas, hoteles y restaurantes. Paradas imprescindibles son la Fuente de Canaletas, el Mercado de La Boquería, el Gran Teatro del Liceo o el Monumento a Colón.

3. Perderse por las callejuelas del Gótico

El Barrio Gótico es el núcleo más antiguo de Barcelona, donde todavía se pueden observar algunos vestigios romanos y, sobre todo, vivir en un ambiente medieval de calles angostas, palacios e iglesias góticas. Entre sus atractivos destacan la Catedral de Santa Eulalia, la Plaza de Sant Jaume, la calle del Bisbe o la Plaza del Rey.

4. Un paseo por el barrio de La Ribera

La Ribera perpetúa su carácter artesano en el nombre de muchas de sus calles, recordando que fue el centro económico de la ciudad entre los siglos XIII y XV. Después de pasear por el Parque de la Ciudadela, hay que dejarse llevar por sus calles sinuosas, salpicadas de boutiques y cafés. El centro neurálgico es el Paseo del Born y la bella Iglesia de Santa María del Mar, protagonista de la novela La Catedral del Mar, de Ildefonso Falcones.

5. Pan con tomate y otras delicias catalanas

Para desayunar o complementar cualquier comida en Barcelona, el pan con tomate y jamón no puede faltar. Es un plato sencillo pero muy sabroso que podrás encontrar en cualquier restaurante de la ciudad. Disfruta también de las bravas, la butifarra, la crema catalana, la escalivada o un plato de arroz. Si viajas en invierno, no podrás resistirte a las chocolaterías de la calle Petritxol.

6. Vistas privilegiadas desde los Bunkers del Carmel

Lo que durante la Guerra Civil fue una batería antiaérea, en lo alto del barrio de El Carmel, es hoy uno de los miradores más sorprendentes de Barcelona. Desde aquí se contempla el mar, el trazado de las calles, y se identifican edificios como la Torre Agbar, la Sagrada Familia, la Catedral o el Hotel Vela. Sus improvisadas terrazas son un buen lugar para charlar con los amigos y disfrutar de la puesta de sol.

7. Ambiente marinero y días de playa en La Barceloneta

Con el buen tiempo apetece acercarse a La Barceloneta, uno de los barrios más populares de la ciudad, de marcado carácter marinero. Lejos de los núcleos turísticos, sus calles estrechas impregnadas de sal, muestran la cara natural y carismática de sus gentes. También cuenta con una zona concurrida, la más pegada al mar, donde se encuentra la playa de La Barceloneta, el Museo de Historia de Cataluña o los tentadores restaurantes de pescado.

8. Arte, naturaleza y espectáculo en Montjüic

Montjüic es mucho más que una montaña de Barcelona. Su fisonomía, que mezcla parques, museos, monumentos o instalaciones deportivas, es el resultado, entre otras cosas, de la Exposición Internacional de Barcelona de 1929 y los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992. Dos visitas imprescindibles son el Castillo de Montjüic, coronando la montaña, y la Plaza de España, a los pies. Tampoco hay que perderse el espectáculo nocturno de luces y música de la Fuente Mágica de Montjüic.

9. Subida al Tibidabo

Otro de los miradores naturales de Barcelona es la cima del Tibidabo, la más alta de la Sierra de Collserola. Después de la ascensión en el funicular, podrás disfrutar del parque de atracciones más antiguo de España, con algunas todavía en funcionamiento; el Templo del Sagrado Corazón, de estilo neogótico; la Torre de Collserola, construida durante los Juegos Olímpicos; y el Observatorio Fabra, dedicado a la meteorología, sismología y astronomía desde hace más de cien años.

10. La locura del fútbol y el Barça

Barcelona es una de las mecas del fútbol internacional. Si eres del Barça, la visita al Camp Nou, y su museo, es imprescindible. En Barcelona proliferan las tiendas de camisetas del Barça, y los días de partido se crea una gran expectación y ambiente futbolero, no sólo en el estadio sino en todos los bares de la ciudad. Si el equipo gana, encontrarás a los aficionados culés celebrándolo, como es tradición, en la Fuente de Canaletas.