Phone +34 914 879 017

I LOVE FAMILY
Nuestras propuestas para disfrutar de una escapada en familia

Más allá del amor en pareja, cualquier momento es bueno para demostrar el cariño a nuestros seres queridos. Por eso, os recomendamos 5 planes para disfrutar en familia en hoteles Rusticae.

 

Rectoría de Regencós (Girona)

Esta casa rural se alquila en su totalidad, con una capacidad máxima de 12 personas. Un plan perfecto para familias o grupos, que además ofrece la posibilidad de que los niños tomen contacto con el mundo de los caballos y disfruten de una clase de hípica.

Desde este hotel con encanto, antigua rectoría del pueblo de Regencós, también podréis realizar rutas de cicloturismo o senderismo guiadas para conocer los pueblos medievales entre campos de cultivo que se extienden hasta el mar. Y como plan cultural, el Triángulo Daliniano, visitando el Museo Dalí de Figueras, el Castillo de Gala en Púbol y la Casa Dalí en Portlligat.

Villa Cornelius (Toledo)

Villa Cornelius es un alojamiento ideal para hacer una escapada en familia, al situarse en un tranquilo pueblo junto al río Tajo. Esta casa rural de la comarca de Tierras de Talavera tiene capacidad máxima para 12 personas, pudiendo incluir 4 camas supletorias, y permite practicar numerosas actividades en sus alrededores.

Vuelos en globo, birdwatching, paseo a caballo, partidas de Airsoft, el juego del cluedo en vivo o piragüismo son algunas de ellas. Los niños también disfrutarán de la piscina, el patio, las bicicletas y la sala de juego de la casa, que también cuenta con monitoras de animación y entretenimiento.

Santa Coloma del Camino (Burgos)

Una propuesta que combina el turismo cultural, el turismo de naturaleza y la diversión en familia, es recorrer las Cuatro Villas de Amaya, en el noroeste de la provincia de Burgos, durante la estancia en el hotel Santa Coloma del Camino.

La Peña de Amaya, el Sendero de las Peladoras de Sasamón, el Centro de Interpretación del Cómic de Villadiego, el Canal de Castilla en Melgar o los monumentos que se encuentran los peregrinos del Camino de Santiago en Castrojeriz son algunas de los planes que os esperan.

Las Casas de Satué (Huesca)

El invierno es un buen momento para viajar al Pirineo Aragonés y disfrutar de los deportes en familia. Las Casas de Satué, en la comarca de Serrablo, cuentan con las instalaciones necesarias para alojarse con los niños y se encuentran a tan sólo 30 minutos de la estación de Formigal.

Además del esquí, las raquetas de nieve, los paseos en trineo o las motos de nieve, durante la estancia en Las Casas de Satué también es posible realizar otras actividades para divertirse en familia, como tirolinas, paseos a caballo, descenso de barrancos, golf o senderismo.

La Casassa de Ribes (Girona)

Otra opción es descubrir algunos rincones del Pirineo Catalán durante la estancia en La Casassa de Ribes, una masía catalana situada en Ribes de Freser (El Ripollés), con posibilidad de alojarse en alguno de sus apartamentos o alquilar toda la casa.

Aunque se pueden realizar numerosas actividades, la visita estrella y que divierte mucho a los niños es el viaje en tren cremallera desde Ribes de Freser al santuario y estación de esquí del Valle de Núria, donde existe además un parque lúdico para pasar un día inolvidable con los peques.