La Sierra más Primitiva: Parque Natural de Despeñaperros

Partimos temprano desde Madrid con rumbo a Despeñaperros (Jaén)

Este viaje me evoca a mi infancia, a todos los veranos en los que mi familia (numerosa) hacía este paso, estratégico antaño, en dirección a Algeciras. Recuerdo con claridad la antigua Nacional IV, sinuosa y a veces inquietante a su paso por Despeñaperros y el mirador desde el que podías apreciar sus imponentes formaciones naturales que conforman el Monumento Natural de Los Órganos que son unas cuarcitas plegadas y verticalizadas, y es espectacular.

Aldeaquemada: Puerta de Entrada al paraíso natural


Comenzamos la ruta en Aldeaquemada, un pequeño y encantador pueblo que sirve como puerta de entrada al Parque. Tengo la suerte de coincidir en la panadería con Manuel, el alcalde del pueblo, quien me explica con pasión la historia y el potencial de la zona. Este pueblo “colono” fue construido por el rey ilustrado, Carlos III para el tránsito del oro de las Américas a finales del 1700. 6.000 colonos llegaron de Centroeuropa, ¡¡ y por eso los habitantes son rubios y con ojos azules!!. Además, Manuel me cuenta que el Ayuntamiento fue antaño el silo de los labradores.

En Aldeaquemada, como muestra de su valioso patrimonio cultural, existen diferentes grupos de pinturas rupestres, de estilo esquemático y levantino, repartidas por farallones y abrigos rocosos declarados Patrimonio de la Humanidad (Las Vacas de Retamoso y Las Sacerdotisas). Para verlos in situ necesitas que te acompañe un guía, y nosotros contamos con Ángel de La Cimbarra Ecoturismo (tel: 636006190). No obstante, los visitantes pueden prepararse para explorar la maravilla natural que les espera visitando alguno de los Centros de Interpretación disponibles y además han inaugurado un Centro de Arte Rupestre para poder ver estas maravillas con gafas de realidad aumentada. Ah, además son Reserva Starlight y tienen un telescopio público. Os dejo la web del ayuntamiento que lo explica todo.


La Cascada de la Cimbarra: El agua se impone


Y a sólo unos kilómetros de Aldeaquemada llegamos a uno de los tesoros más hermosos del Parque, el Paraje Natural Cascada de la Cimbarra. Esta espectacular cascada te dejará sin aliento, y es que el encajonamiento del río Guarrizas forma una sucesión de cascadas y sus aguas cristalinas caen majestuosamente a más de 40 metros entre las rocas. Estas rocas reciben el nombre de cuarcita armoricana. Viniendo de Madrid, el lujo de escuchar el sonido del agua , sentir su fuerza y la belleza de la naturaleza, es absolutamente sanador. Hay otras dos cascadas (la Cimbarrillo y el Negrillo), pero para conocerlas tendrías un recorrido a pie que puede llevar unas 3 horas. Si te decides sólo por la cascada principal, basta con llegar hasta el aparcamiento del Mirador de La Cimbarra y desde allí a pié son 15 minutos.

La Sierra más Primitiva: Parque Natural de Despeñaperros

Mirador Cerro del Castillo: Una Vista Desde las Alturas


De la cascada partimos rumbo al Mirador Cerro del Castillo para tener una vista panorámica impresionante del Parque y sus alrededores. Desde aquí, lo alucinante es que tus ojos acaparan la inmensidad de Despeñaperros, con sus formaciones rocosas únicas (Los Órganos) y la vegetación exuberante. Me vuelvo loca a tomar fotografías espectaculares y, simplemente, me inunda la retina la grandeza del paisaje. Dejas el coche en el parking y el camino sale por detrás del edificio, en 10 minutos llegas al mirador.


Baños de la Encina: Historia y Naturaleza en Armonía


A las afueras del Parque, pero igualmente imprescindible, visitamos Baños de la Encina. Este encantador pueblo combina historia y naturaleza de una manera única. Su impronta: el Castillo de Burgalimar, una fortaleza que se alza sobre el pueblo y ofrece vistas Hay una Casa Rural en Aldeaquemada incomparable. La cripta de la iglesia está recién restaurada y es absolutamente recomendable. Por supuesto, un baño en las aguas termales de su balneario es imprescindible.


Gastronomía de hondas raíces pastoriles


Lo que más me flipa de viajar por España es la variedad gastronómica que te encuentras y aquí no podía ser de otra manera. Esta es una zona con una gastronomía de hondas raíces pastoriles y cinegéticas: calderillo, galianos, jarapos, harina de guijas y camuña. Vamos, otra razón para venir. Te recomendamos el restaurante familiar de Ángel, Rocio, el Restaurante La Cimbarra / 630 939 870. Ángel fue nuestro guía en Aldeaquemada (Ecoturismo La Cimbarra) y doy fe de que la cocina de su restaurante es casi tan impresionante como la visita guiada que nos hizo.


Alojamiento recomendado


Recomendamos la Casa Rural Navalacedra donde podrás vivir una experiencia única y es que a unos metros tienen el Centro de observación astronómica. Está en plena naturaleza y el paisaje que lo rodea es sencillamente espectacular.

La Sierra más Primitiva: Parque Natural de Despeñaperros