La Ribeira Sacra
Bosques mágicos, viñedos y románico en el corazón de Galicia

La Ribeira Sacra, entre el sur de la provincia de Lugo y el norte de la provincia de Ourense, es uno de los destinos más especiales de Galicia, por su potente naturaleza y su arraigada cultura. En realidad, por la adaptación del ser humano a un territorio muy singular. Un territorio marcado por los ríos Miño y Sil que, a su paso entre las montañas, van moldeando un paisaje de formas caprichosas, donde se encuentra la mayor concentración de construcciones religiosas de arte románico de Europa y se cultivan algunos de los mejores vinos de Galicia, además de pueblos pintorescos que parecen sacados de un cuento. ¡Descubre la Ribeira Sacra!

 

Un poco de historia

Un poco de historia

La historia de la Ribeira Sacra está ligada al vino y a los monjes que levantaron aquí sus monasterios. Existe constancia de la existencia de vides antes de la llegada de los romanos, pero a ellos se les atribuye la actual estructura en bancales. La leyenda asegura que los vinos de la D.O. Ribeira Sacra eran ya demandados por los césares. Este tipo de estructura en escalera fue la solución que los romanos encontraron para salvar la pendiente del terreno. En el siglo VI, atraídos por la inaccesibilidad del terreno y la grandiosidad de la naturaleza, la zona se pobló de monjes, que impulsaron el levantamiento de numerosas ermitas. Y, tras las ermitas, llegaron los monasterios y la implantación de diversas órdenes. Éstas ocuparon los monasterios que aún hoy existen y contribuyeron a consolidar el cultivo de la vid en la Ribeira Sacra.

Patrimonio Natural

Patrimonio Natural

La singularidad de la Ribeira Sacra viene dada por sus espacios naturales. Los cañones del Sil y del Miño contienen una gran riqueza ambiental en la que se desarrolló un valioso patrimonio histórico. Para contemplar los bancales de viñedos y los cañones que forman los ríos, te recomendamos hacer un recorrido en catamarán. La Ribeira Sacra esconde también majestuosos bosques, saltos de agua e imponentes miradores para disfrutar de panorámicas inolvidables. Sus bosques autóctonos invitan a practicar senderismo y disfrutar de la flora y la fauna. Tampoco te pierdas las cumbres del Courel, el monte Faro, la vegetación de ribera del río Cabe o la cascada de Augacaída. Los miradores naturales son un imprescindible en la Ribeira Sacra. Tendrás buenas vistas desde las pasarelas del cañón del río Mao y desde los Balcones de Madrid, cuyo nombre viene de cuando los barquilleros se despedían de sus familias para vender sus barquillos, en esa época cualquier viaje largo era sinónimo de un viaje a Madrid.

Foto: turismo.gal

Villas Históricas

Villas Históricas

A la orilla de los ríos Sil y Miño surgieron poblaciones, pequeños castros inicialmente, poblados romanos, o villas medievales que por su historia y valor arquitectónico merecen especial atención. Algunas son Conjunto Histórico-Artístico, otras son lugares de referencia en el Camino de Santiago, o cuentan con una importante actividad cultural. Monforte de Lemos está considerada como “el Escorial de Galicia” por su monumentalidad, destacando el Monasterio de San Vicente del Pino y el Colegio de Nuestra Señora de la Antigua. La villa de Chantada posee un hermoso casco antiguo, con numerosos ejemplos de románico y bellos soportales tradicionales, especialmente en la Rúa do Comercio. Castro Caldelas sobresale por su arquitectura medieval y su castillo bien conservado, y Porto Marín por ser lugar de paso de los peregrinos que se dirigen a Santiago. Aquí llegaron los Caballeros de la Orden de San Juan de Jerusalén en el siglo XII para hacerse cargo del hospital y comenzaron la construcción de la iglesia de San Juan, que preside la plaza de la villa.femturisme.cat

Monasterios medievales

Monasterios medievales

Si todo el interior de Galicia presenta una impresionante densidad de arquitectura románica, la Ribeira Sacra además ofrece una colección importante de monasterios medievales. Èstos son los herederos de las ermitas altomedievales que desde el s. VI se vinieron realizando en la zona, y de ahí el nombre de “Ribeira Sacra”. En total hay 18 monasterios de origen medieval, muchos de los cuales conservan elementos de su pasado románico. Adéntrate en este ambiente espiritual para conocer lugares tan especiales como San Pedro de Rocas, un templo excavado en roca viva. Al entrar en la iglesia la sensación es muy similar a la de estar en una cueva primitiva. Rodeando el templo, podrás contemplar sepulturas antropomorfas a las que la piedra, la lluvia y el liquen dan un barniz mágico. Otros monasterios que no puedes perderte son los de San Paio de Diomondi, Santa Cristina de Ribas de Sil, Montederramo, Ferreira de Pantón o Santo Estevo de Ribas de Sil.

Foto: Santa Cristina de Ribas de Sil de turismo.gal

Dolores Redondo y

Dolores Redondo y "Todo esto te daré"

Tras la exitosa Trilogía del Baztán, Dolores Redondo cambió los paisajes, pueblos y seres mitológicos del Valle del Baztán (Navarra) por el fascinante y escarpado entorno de la Ribeira Sacra con su última novela: “Todo esto te daré”. Novela con la que la escritora donostiarra ganó el Premio Planeta 2016. Como ocurre en sus anteriores libros, la nota que caracteriza y da fuerza a la trama y a los personajes de Dolores Redondo es el paisaje. En esta ocasión podemos realizar un viaje a la Ribeira Sacra gallega, con sus bosques y viñedos jalonados por las caprichosas formas de los ríos Sil y Miño, y sobre los que se levantan magníficos monasterios e iglesias románicas, así como pueblos pintorescos. Si no has estado en estas tierras, el libro es un revulsivo para tomar la decisión y acercarte a los cañones del río Sil, a la espiritualidad que rezuman sus construcciones, a la cultura, a las tradiciones enraizadas, y a la buena gastronomía.

Foto Mirador de A Capela sobre el Río Sil de turismo.ribeirasacra.org

Vinos de la Ribeira Sacra

Vinos de la Ribeira Sacra

Hablar de la Ribeira Sacra es hablar de vino, cuyo olor se aprecia nada más poner el pie en estas tierras, pues su paisaje está marcado por los conocidos “socalcos”, viñedos en bancales situados en las laderas de las montañas. Su cultivo lo introdujeron los romanos (de aquí salía el vino "Amandi"que para Roma era el "oro el Sil") y fue un elemento clave de la aparición de los monasterios en toda la zona. Fueron los monjes quienes lo cultivaron y perfeccionaron, comenzando a modelar el paisaje que vemos en la actualidad. Hoy la producción de vino es un importante motor de desarrollo económico para la Ribeira Sacra, así como una poderosa señal de identidad. Y es que sus vinos forman parte de una de las cinco denominaciones de origen vinícola que existen en Galicia: Ribeira Sacra. El más producido es el vino tinto elaborado con uva mencía. Si eres un amante de los buenos caldos, te recomendamos realizar la Ruta del Vino Ribeira Sacra. Uno de los mejores momentos para vivir la cultura del vino es la vendimia, para contemplar el trabajo manual de hombres y mujeres que hacen equilibrios entre los estrechos bancales de piedra.

Foto: turismo.gal

Gastronomía

Gastronomía

Como hablábamos antes, una de las joyas de la Ribeira Sacra son sus vinos, que maridan con una comida local igualmente exquisita. Como buena tierra de interior, la especialidad es la carne, destacando los productos de la matanza del cerdo, como el chorizo, el jamón o la morcilla. Aunque tampoco se quedan atrás el chuletón de ternera o el churrasco. En cuanto a los productos de la huerta y del río, podemos citar el cocido, las truchas, las anguilas, verduras y legumbres. Todo de primera calidad, al estar en una zona eminentemente agrícola y ganadera. En la Ribeira Sacra hay tres platos exclusivos: la bica de Castro Caldelas, el caldo de huesos de Taboada y la rosca de Sober. Por supuesto, también podrás comer platos típicos gallegos, como el pulpo a feira o la empanada. Para terminar una buena comida, además de la bica o la rosca, no faltan las cerezas, las castañas o la miel. ¡Qué aproveche!

Foto: Empanada Gallega de Wikipedia (autor: Tamorlan)

Dónde dormir

Dónde dormir

La Ribeira Sacra se encaja entre la zona sur de la provincia de Lugo y la zona norte de la provincia de Ourense, y en Rusticae tenemos dos hotelitos bien situados en cada zona para que disfrutes al máximo de este territorio tan especial. Cerca de la ciudad de Lugo, en la profundidad del bosque de A Fervenza, encontrarás una preciosa casa rural frente a un viejo molino del siglo XVII y a orillas del río Miño, que ha sido bautizada con el nombre de Casa Grande de A Fervenza. Este antiguo caserío gallego rehabilitado, combinando el ambiente rústico con las comodidades actuales, te enseñará la Galicia interior, en un entorno natural único. Por su parte, en el barrio ourensano de O Couto, podrás descansar en la casa de alquiler completo Rúa da Rula. Se trata de una gran finca a tan sólo 10 minutos caminando del centro de la ciudad, que permite disfrutar de la tranquila y tradicional vida de las aldeas gallegas. Es una magnífica opción para viajar en familia o con amigos, ya que dispone de capacidad para 18 personas, e instalaciones muy bien equipadas. No faltan salones, sala de juegos, cocina, piscina o pista de pádel.

Foto: Fervenza