Hoteles en Marruecos - Hoteles con encanto

¡Hoteles en Marruecos con encanto! ¿Estás buscando Hoteles en Marruecos? En Rusticae hemos seleccionado, los mejores alojamientos en Marruecos y a los mejores precios. ¡Ven a Marruecos, a una casa rural o a un apartamento con ofertas exclusivas a los mejores precios Rusticae!

Cool planEscapadas a Marruecos

Hemos encontrado 4 alojamientos

9.8

Riad Abracadabra
Hoteles Rusticae

(Marrakech, Marruecos)

El hotel Riad Abracadabra es un hotel con encanto bendecido con una fabulosa ubicación. La medina de Marrakech es un mundo que permanece, pese a la penetración...

Ver hotel en el mapa Más información
9.3

Riad Dar Justo
Hoteles Rusticae

(Marrakech, Marruecos)

Dar Justo es una antigua casa tradicional que data del siglo XIV reconstruida y decorada con un sabio equilibrio entre tradición, originalidad y modernidad...

Ver hotel en el mapa Más información
Loading
Maruecos hoteles con encanto rusticae

Conoce todo sobre Marruecos

Marruecos es el destino exótico más cercano que tenemos, aunque sigue siendo un gran desconocido. Se encuentra en el norte de África y está bañado por el mar Mediterráneo y el océano Atlántico. Viajar a Marruecos es adentrarse en la cultura árabe y bereber, recorrer las medinas, transitar por el desierto del Sáhara en camello, admirar la arquitectura de mezquitas y madrasas, hacer senderismo por el Atlas, probar platos tan sabrosos como el tajine o el cuscús, perderse por sus zocos o relajarse en sus riads y hammams.

Una de las mejores formas de conocer la cultura y las tradiciones marroquíes es visitando las Ciudades Imperiales, como Fez, Rabat, Casa Blanca o Marrakech. La Ciudad Roja, como se le conoce a Marrakech, es visita obligada. El corazón es su Medina o ciudad vieja, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1985. Aquí hay que visitar la Plaza de Djemaa el-Fna, la mezquita de Koutoubia, la Madraza Alí ibn Yusuf, las ruinas del Palacio el-Badi, el Palacio Real y, sobre todo, las Tumbas Saadíes.

De cara al Atlántico destaca la ciudad de Essaouira y, en el norte, mirando al Mediterráneo, la ciudad de Tánger. Tánger es la puerta de entrada al continente y fascina a todo el que la visita, por su bullicioso puerto, su caótica vida en la calle y su rica diversidad cultural. Un lugar que fue refugio e inspiración a artistas como Paul Bowles, Henri Matisse o Juan Goytisolo. La zona con más encanto es la Medina, conformada por callejuelas medievales donde se encuentra la plaza del Zoco Chico, los mercados, la Mezquita Grande y la Kasbah.