Rusticae Rusticae

Cuenca Encantada
¡Tu próxima escapada!

Al este de Madrid y tendiendo puentes entre el sur y oeste peninsular con el levante español, la provincia de Cuenca no es solamente un lugar de paso en el corazón de Castilla-La Mancha. La diversidad de sus comarcas, desde la Serranía hasta la Manchuela, pasando por la Alcarria y la Mancha conquenses, hace de Cuenca un destino con encanto en sí mismo, exhibiendo una gran oferta cultural y natural en cualquier punto de su geografía.

 

Rusticae Posada de San Jose hotel con encanto en Cuenca

Cuenca, ciudad patromonio

La ciudad de Cuenca es la capital de la provincia y una visita ineludible para conocer su riqueza cultural y monumental. Declarada Ciudad Patrimonio de la Humanidad, Cuenca destaca por sus imponentes Casas Colgadas sobre la Hoz del Huécar. Otros atractivos son la Catedral de Santa María la Mayor, el puente de San Pablo, el Convento de San Pablo, la Plaza Mayor o el Museo de Arte Abstracto. En pleno corazón del casco histórico-monumental de Cuenca, se encuentra la Posada de San José, un clásico de la hotelería con encanto que se ubica en una típica casa colgada del siglo XVII y que perteneció a la familia de Velázquez. Para disfrutar de unas impresionantes vistas sobre la hoz del río Huécar, lo mejor elegir una de sus habitaciones con vistas o cenar en una mesa junto a las ventanas de su restaurante.

¡Descubrir más!
Belmonte y Uclés

Belmonte y Uclés

Cuenca está llena de localidades que mantienen viva la historia y que traen el recuerdo de pueblos celtíberos, romanos o medievales. Un ejemplo es Belmonte, con las intactas puertas de su muralla, tras las que disfrutar de su colegiata gótica y su castillo gótico-mudéjar, escenario de conocidas películas como ‘El Cid’. Otro de los castillos más importantes de la zona es el de la bella Uclés donde además se pueden admirar su monasterio y su muralla.

Rusticae Cuesta de Patas hotel con encanto en Cuenca

Alarcón y la Manchuela

Alarcón es otra localidad importante que destaca especialmente por su patrimonio. Se sitúa en en la comarca de La Manchuela. Ha sido reconocida Conjunto Histórico-Artístico, teniendo también en su castillo su máximo exponente. Sin duda su paisaje está marcado por el río Júcar y su pantano. En esta misma comarca se encuentra Cuesta de Patas, en Campillo de Altobuey, con tan solo 6 habitaciones donde conectar con la salud y el bienestar sin renunciar a las instalaciones y servicios de los mejores alojamientos con encanto. Un lugar de donde se sale con las pilas cargadas de buena energía y con la conciencia de que una forma de vida más sostenible es posible

¡Descubrir más!
Rusticae Torre Maestre hotel con encanto en Cuenca

La Alcarria Conquense

Otras localidades de interés son, San Clemente, Villanueva de la Jara, Mota del Cuervo, Tarancón, Iniesta o Huete donde ver uno de los mayores conjuntos conventuales de la provincia. Huete se ubica en La Alcarria Conquense, una zona perfecta para la práctica del turismo activo, y también cultural. En esta comarca se encuentra el hotel Torre Maestre en un edificio del s. XVII, en una casa palacio con una historia vinculada al Maestre de la Orden de Santiago.

¡Descubrir más!
Patrimonio Arqueológico

Patrimonio Arqueológico

Para profundizar en las raíces de la historia conquense hay que visitar sus yacimientos arqueológicos, como el de Segóbriga, situado en la localidad de Saélices. Se trata de uno de los conjuntos arqueológicos más importantes de la Península Ibérica, destacando su teatro y anfiteatro de época Flavia. También son de gran interés los yacimientos de las ciudades romanas de Ercávica y Valeria, emplazados en Cañaveruelas y Las Valeras, respectivamente.

Patrimonio Natural

Patrimonio Natural

La naturaleza ha labrado en la provincia de Cuenca obras paisajísticas excepcionales como las hoces profundas y estrechas del río Júcar y Huécar, que han dado origen a embalses como el de Sierra de Altomira, lugar de interés comunitario. El patrimonio natural se amplía con el Parque Natural del Alto Tajo, el abrigo rupestre de la Cueva de la Ramera, las Torcas de los Palancares, el Parque Natural de la Serranía de Cuenca y Altas Sierras, las Lagunas de la Cañada del Hoyo o la ciudad encantada de Cuenca, destino turístico obligatorio lleno de magia y misterio. Lindando con el monumento natural del Nacimiento del Río Cuervo, entre el Parque Natural del Alto Tajo y el Parque Natural de la Serranía de Cuenca se encuentra el Apartahotel Biosostenible Jardín del Río Cuervo, un alojamiento ideal para los amantes de la naturaleza por su magnífica ubicación. (foto:Turismo Castilla La Mancha)

¡Ver más!
La Ciudad Encantada

La Ciudad Encantada

La Ciudad Encantada, en pleno corazón del Parque Natural de la Serranía de Cuenca y a unos 35 km de Cuenca, es sin duda uno de los parajes más espectaculares de nuestro país, donde conocer y aprender los procesos kársticos y admirar sus caprichosas formaciones. Fue declarada Sitio Natural de Interés Nacional en 1929. Para visitarlo, existe un recorrido de unos 3 kilómetros señalizado y de dificultad mínima, que se puede hacer en una hora y media, para visitar las diversas rocas y formaciones a las que se han dado nombres de animales y de objetos como el tormo alto (símbolo de la Ciudad Encantada). Un poco antes del llegar a la Ciudad Encantada, se encuentra el Ventano del Diablo, una parada obligada para contemplar un paisaje increíble de las hoces del Río Júcar.

Rusticae hotel con encanto La Casita de Cabrejas

Alojarse fuera de la ciudad

Para los que quieren conocer la ciudad pero buscan la tranquilidad del campo, la Casita de Cabrejas es una de las mejores opciones. Se sitúa en Jábaga, a tan solo 13 km de la ciudad pero está en medio de una impresionante finca donde no faltan los pinos, chopos, vides y olivos. Perfecto para una escapada en familia, por sus amplios espacios. Turismo rural de alta calidad para conocer una de los rincones con más encanto de nuestra geografía.

¡Ver más!
La Endiablada de Almonacid y otras fiestas

La Endiablada de Almonacid y otras fiestas

Vivir el encanto de Cuenca se completa con la asistencia a alguna de sus fiestas más características. En Almonacid del Marquesado se celebra en el mes de febrero la inmemorial Endiablada en honor a San Blas y la Virgen de la Candelaria, con la famosa procesión de diablos con grandes cencerros colgados a la espalda. Más reciente es la fiesta de La Alvarada de Cañete, que conmemora los episodios culturales e históricos de esta villa cada mes de julio. Otras festividades marcadas en el calendario conquense son Moros y Cristianos, San Mateo o la Semana Santa, declarada de interés turístico internacional. (foto:turismo de Castilla La Mancha)

Gastronomía

Gastronomía

La cocina conquense se fundamenta sobre todo en los platos de pastores, arrieros y cazadores, siendo la carne y los lácteos ingredientes básicos. Es típico el morteruelo (un guiso que se hace con hígado de cerdo principalmente), el zarajo (intestinos de cordero lechal marinados, fritos o asados), el gazpacho pastor o el ajoarriero. Otros alimentos de la gastronomía de Cuenca son la miel de la Alcarria, el queso manchego, o los hongos, acompañados con un vino de La Manchuela, Ribera del Júcar o Uclés. La repostería conquense es muy amplia. Los más golosos disfrutarán probando los alajús (dulce elaborado con miel, almendras y miga de pan), torrijas, rosquillas de anís, el pan de pasas o los bizcochos de canela. Una gastronomía sabrosa y de gran nivel que, junto a sus acogedores hoteles con encanto, que te ayudarán a construir una experiencia inolvidable. (foto: Turismo Castilla La Mancha)