Si la primavera te altera...
¡Escapadita romántica ya!

Siempre es un placer dar la bienvenida a la primavera, que nos trae más horas de luz, temperaturas suaves y un panorama natural diferente, con nuevos olores y colores. El cambio de estación se nota en nuestro estado de ánimo y lo que apetece es disfrutar de una escapada romántica con nuestra pareja. Desde Rusticae os contamos 7 planes con hoteles con encanto para disfrutar del amor en tiempo de flores.

 

Escapada a Hondarribia

Escapada a Hondarribia

Hondarribia es una de las ciudades más bonitas del País Vasco, más ahora en primavera, cuando sus balcones se llenan de flores de colores. Os encantará su casco histórico y el ambiente marinero que se respira en esta localidad de ubicación privilegiada, entre el mar, el río y la montaña. Para que la escapada sea perfecta, tenéis que alojaros en Villa Magalean, una villa de estilo neo-vasco de los años 50 que ha sido convertida en hotel con encanto. Su restaurante es un placer para los sentidos, con platos a base de productos locales del mar y de la tierra, y su spa, un paseo sensorial para vivir el reencuentro con el espíritu del agua que emanaba de los antiguos manantiales. ¡Todo un lujo!

¡Seguir leyendo!
Torre do Río, el hotel más romántico con camas de ensueño

Torre do Río, el hotel más romántico con camas de ensueño

A poco más de 1 km de Caldas de Reis, se levanta este complejo textil rehabilitado del siglo XVIII, convertido en un hotel con carácter. Está situado junto a un meandro del río Umia, siendo su espectacular torre de más tres siglos de historia la protagonista del complejo de 10.000 m². La decoración, elegante, armoniosa y cálida, cuenta con el apoyo incondicional de los materiales nobles del edificio, la madera y la piedra. Disfrutaréis de un hotel exclusivo de tan sólo 10 habitaciones, con vistas al río Umia y a los jardines, en los que ya se siente la primavera. Lo mejor, la habitación con cama con dosel, ¡un placer de otro tiempo! para disfrutar de una escapada súper romántica con tu chic@. Además, Torre do Río es un magnífico punto de partida para recorrer la comarca del Salnés, hacer actividades de turismo activo o relajarte en un balneario como os merecéis.

¡Saber más!
Racó de Madremanya (Girona), el hotel más romántico

Racó de Madremanya (Girona), el hotel más romántico

Situado en el precioso pueblo medieval de Madremanya, en el Bajo Ampurdán, este “only adults” es perfecto para una escapada romántica primaveral, por sus habitaciones donde no falta un detalle, sus jardines e instalaciones. Y para que conste, no es romántico porque lo digamos nosotros, este hotel lleva varios años quedando entre los mejores hoteles con encanto en Tripadvisor y también como el más romántico¡Tenéis que comprobarlo! Os encantarán sus suites con terraza privada y bañeras de hidromasaje, enmarcadas en espacios de madera y piedra, decorados con mucho gusto. Para disfrutar de una mayor privacidad, tenéis la Pool Villa, una espectacular suite que ocupa parte del edificio del antiguo pajar, con acceso directo a un jardín privado con piscina. Si no os da pereza salir del hotel, recorred el Empordà, la ciudad de Girona y las playas de la Costa Brava. ¡Todo a un paso!

¡Ver más!
Granada con flores

Granada con flores

Granada es otro destino imprescindible para disfrutar de una escapada romántica esta primavera. En sus patios y jardines, como en los de la Alhambra, ya empiezan a florecer los frutos y el ambiente se endulza con el olor del azahar, limón de hierba luisa o plantas aromáticas. Los días son más largos y apetece caminar junto al río Darro y admirar las puestas de sol desde los miradores de la ciudad. En el antiguo barrio judío, conocido como El Realejo, el Gar-Anat Hotel Boutique es abrirá a las puertas a un ambiente cultural, donde se homenajea a grandes personajes, como Federico García Lorca o Washington Irving. Cada una de sus habitaciones está decorada de forma individual, destacando los techos con vigas de madera y muebles originales.

¡Más información!
Sierra de Gredos y jacuzzi privado bajo las estrellas (Ávila)

Sierra de Gredos y jacuzzi privado bajo las estrellas (Ávila)

En la localidad abulense de Navaluenga, a orillas del río Alberche y en las estribaciones de las Sierras de Gredos y Ávila, se ubica El Hotelito. Respetuoso con el medio ambiente pero sin renunciar al confort, este hotel está pensado para que disfrutéis de una estancia agradable y cómoda en un ambiente agrochic, donde conviven establos, huerto ecológico o gallinero con habitaciones coquetas y totalmente equipadas. ¡Y unas vistas de fábula! Desde aquí podréis disfrutar de un entorno natural espectacular, haciendo senderismo, rutas en bici, rutas a caballo, observación de aves o navegar por el pantano del Burguillo. Elegid la Junior Suite con jacuzzi exterior y disfrutaréis de deliciosas veladas bajo las estrellas.

¡Conoce más!
 La magia del bosque en Valle del Baztán (Navarra)

La magia del bosque en Valle del Baztán (Navarra)

La primavera también invita a disfrutar de la magia del bosque, y qué mejor lugar que el Valle de Baztán para perderse entre sus frondosos hayedos, robledales, epicentro de leyendas y hábitat de los seres de la mitología vasco-navarra. No en vano, en estas tierras se inspiró Dolores Redondo para escribir la trilogía del Baztán. También disfrutaréis de una comarca de hidalgos e indianos, como lo demuestran sus pueblos salpicados de construcciones medievales y renacentistas. En Vera de Bidasoa, podéis alojaros en el Hotel Churrut, un antiguo edificio del siglo XVIII que atesora historia y cultura. Cuenta con luminosos salones, un precioso jardín y un restaurante con una carta excelente, ubicado en la antigua herrería de la casa.

¡Saber más!
Lisboa con amor

Lisboa con amor

Lisboa merece una y mil escapadas. Sus calles, sus tranvías, el fado, los miradores, las vistas al río Tajo, la vida bohemia… crean un ambiente romántico para vivirlo en pareja. En la plaza Alto de São Francisco, junto al Jardín das Amoreiras, se levanta Casa Amora, un típico edificio de la burguesía lisboeta de principios del siglo XX, que ha sido convertido en un coqueto B&B. Cada una de sus habitaciones está decorada de manera diferente, homenajeando a destacadas figuras de la literatura, la música, el cine o la pintura portuguesas. No faltan los elementos característicos, como los azulejos o la jaula pombalina. Mención aparte merece su desayuno bufé, abundante y sabroso, que se sirve en el patio, a base de productos frescos y recién hechos. Y todo ello en un ambiente muy chic, con sillas de Lona y las coloridas lozas de Caldas de Rainha.

¡Descubre más!