Renace en Úbeda y Baeza
Descubre la Ruta del Renacimiento Andaluz

Separadas por tan sólo 10 km y elevadas sobre sendos promontorios rodeados de olivares y con unas vistas impresionantes al Valle del Guadalquivir y la Sierra Mágina, Úbeda y Baeza forman un binomio patrimonial único en el corazón de la provincia de Jaén. Ambas comparten una historia común, marcada por la dominación árabe y la Reconquista, con una época de esplendor durante los siglos XVI y XVII, que convirtió sus cascos históricos en bellos conjuntos renacentistas. ¡Ven a conocer estas dos Ciudades Patrimonio de la Humanidad!

¡Gracias a Juanjo G. Arribas por las fotografías y a Carolina Pérez y Virginia Martínez por los textos!

 

Plaza Vázquez de Molina (Úbeda)

Plaza Vázquez de Molina (Úbeda)

La visita a Úbeda ha de comenzar siempre en la Plaza Vázquez de Molina, un soberbio conjunto renacentista. Está presidida por la Sacra Capilla del Salvador, el mausoleo que hizo construir Francisco de los Cobos, secretario de estado de Carlos V, en su ciudad natal. El monumento se lo encargó inicialmente al maestro Diego de Siloé, pero aquél debió hacer frente a los pocos meses a otro trabajo –la Catedral de Granada-, por lo que el proyecto derivó al maestro de cantería Andrés de Vandelvira, que se convirtió en el gran arquitecto del renacimiento andaluz y dejó su impronta no sólo en El Salvador, sino en buena parte de los edificios que enaltecen la plaza. De Vandelvira es también el Palacio del Deán Ortega, hoy convertido en Parador Nacional de Turismo, o el Palacio de las Cadenas, actualmente el ayuntamiento de la ciudad. Otros bellos edificios de la plaza son el Palacio del Marqués de Mancera y la Basílica de Santa María de los Reales Alcázares, erigida sobre una antigua mezquita árabe.

Plaza Primero de Mayo (Úbeda)

Plaza Primero de Mayo (Úbeda)

La Plaza Primero de Mayo, conocida popularmente como Paseo del Mercado, fue la principal plaza de Úbeda en la Edad Media. Aquí se encuentra la Iglesia de San Pablo, una de las más antiguas de la ciudad. Es de estilo gótico, aunque presenta reminiscencias románicas en algunos elementos, como la portada. Su interior alberga la capilla de los Vago, magnífica obra renacentista realizada por Vandelvira. Lo más singular de su historia es su marcado carácter asambleario, pues hasta el siglo XV se reunía en ella el Concejo de la ciudad y los nobles. Frente a esta iglesia se pueden contemplar las Antiguas Casas Consistoriales, con su doble arcada italiana, que hoy acogen el Conservatorio de Música. La estatua que se yergue en el centro de la plaza representa a San Juan de la Cruz, místico abulense que falleció en Úbeda, y muy cerca de aquí se encuentra precisamente el Oratorio de San Juan de la Cruz.

foto:ubedaybaezaturismo.com

Las Murallas de Úbeda

Las Murallas de Úbeda

La Ubbadat árabe fue refundada en el siglo IX, y enseguida fue fuertemente amurallada, debido a su importancia estratégico-defensiva. Además de su función como bastión de defensa, las murallas, también se usaron como aduana frente a arrieros y comerciantes y para controlar las pestes. En la actualidad se conservan gran parte de sus tramos, varias puertas y torres. Te recomendamos que realices un recorrido por las murallas, miradores y los edificios defensivos de la ciudad, como la Torre del Reloj, muralla y torreones de la Cava, Puerta de Granada, mirador de Alférez Rojas, Redonda de Miradores, Puerta de Santa Lucía, Puerta del Losal o el Huerto del Carmen. Desde las murallas quedarás fascinado por el mar de olivos del que tanto escribió Antonio Machado, así como por el bello paisaje de Sierra Mágina y la cuenca del Guadalquivir.

Hospital de Santiago (Úbeda)

Hospital de Santiago (Úbeda)

A la entrada de Úbeda, a extramuros, se encuentra el Palacio de Congresos y Exposiciones Hospital de Santiago. No se trata de un edificio moderno, como se pudiera pensar, sino una de las obras cumbres del maestro Vandelvira. Lo mandó construir Don Diego de los Cobos, obispo de Jaén, como hospital para pobres enfermos, al mismo tiempo que iglesia-panteón y palacio. Considerado “el Escorial andaluz”, el Hospital de Santiago presenta tras, una sobria fachada rematada por cuatro altas torres, una capilla con pinturas de Pedro de Raxis y Gabriel Rosales, una preciosa escalera, una sacristía, patios laterales y un gran patio central de columnas genovesas de mármol de Carrara.

Plaza de Santa María (Baeza)

Plaza de Santa María (Baeza)

Al igual que Úbeda, Baeza también cuenta con una plaza que reúne los principales edificios de interés de la ciudad. Por eso, lo primero que debes hacer cuando llegues es visitar la Plaza de Santa María. La preside la grandiosa fuente de piedra homónima, construida en 1564 para conmemorar la llegada del agua a la ciudad. No es una fuente al uso, ya que en ella se levanta un arco con frontón que se sustenta sobre columnas clásicas, y se adorna con cariátides y atlantes. La plaza se engrandece con la Catedral, que se erige donde antiguamente lo hizo la mezquita mayor. El templo renacentista, aunque conservando elementos de otros estilos, es obra del prestigioso arquitecto Andrés de Vandelvira. En su interior sobresale la custodia procesional, una de las más destacadas de España y la principal pieza de orfebrería del patrimonio catedralicio. Completan esta bella estampa las Casas Consistoriales y el Seminario San Felipe Neri, actual sede de la Universidad Internacional de Andalucía.

Plaza de Santa Cruz (Baeza)

Plaza de Santa Cruz (Baeza)

Si sigues por la calle de San Felipe Neri, te toparás con la Plaza de Santa Cruz. Aunque Baeza es una ciudad básicamente renacentista, alberga un amplio abanico de estilos arquitectónicos, y muestra de ello es la Iglesia de Santa Cruz, que constituye el templo románico mejor conservado de toda Andalucía y una rareza insólita en la región. Fue construida en el siglo XIII con motivo de la conquista de Baeza por Fernando III. Cierran la plaza la Antigua Universidad, que fue también el Instituto de Enseñanza donde el poeta Antonio Machado dio clases de francés durante años, y el Palacio de Jabalquinto, bella muestra de la arquitectura civil del gótico flamígero, que en la actualidad forma parte de la Sede Antonio Machado de la Universidad Internacional de Andalucía junto con el anejo Seminario de San Felipe Neri. Puedes asomarte y contemplar su coqueto patio renacentista.

foto: baezaturismo.com

La Alhóndiga y el Pósito (Baeza)

La Alhóndiga y el Pósito (Baeza)

Otra de las zonas de interés es el Paseo de la Constitución, creado para albergar el mercado de la ciudad y actualmente lugar de paseo y punto de encuentro de los baezanos. El paseo está jalonado por varias fuentes: la Fuente del Triunfo y la Fuente de la Estrella. Su función de antiguo mercado te dará una pista de lo que te vas a encontrar. Si vienes de la Plaza de Los Leones, verás enseguida a tu derecha La Alhóndiga. Se trata de la lonja del siglo XVI donde se compraba y vendía grano, además de otras mercancías, y se caracteriza por sus arquerías y columnas, con soportal en su planta baja. La Alhóndiga está comunicada en su parte trasera, mediante un pasadizo elevado, con el antiguo Pósito, edificio también levantado en el siglo XVI que alberga un conjunto extenso de graneros sobre amplias bóvedas. En esta zona también puedes contemplar la Torre de los Aliatares.

foto:visitaubedaybaeza.com

Plaza del Pópulo (Baeza)

Plaza del Pópulo (Baeza)

A la entrada de Baeza, desde Jaén, se encuentra otra de las plazas con más encanto de Baeza, donde conviven edificios nobles con varios fragmentos de las antiguas murallas. Es la Plaza del Pópulo, conocida también como Plaza de Los Leones, en referencia a la fuente renacentista homónima, que está coronada por la estatua de la princesa íbera Imilce, esposa de Aníbal. La plaza queda enmarcada por el edificio de la Antigua Carnicería del siglo XVI, la Puerta de Jaén, el Arco de Villalar y la Casa del Pópulo, antigua Audiencia Civil y Escribanías Públicas, un bello edificio plateresco que hoy acoge la oficina de turismo. Para ver la otra puerta del recinto amurallado, hay que ir al otro extremo de la ciudad. La Puerta de Úbeda fue una de las principales y todavía hoy conserva uno de sus tres arcos y una torre albarrana.

Ruinas del Convento de San Francisco (Úbeda)

Ruinas del Convento de San Francisco (Úbeda)

Diego Valencia de Benavides, hijo segundo de los fundadores del Palacio de Jabalquinto, encargó en 1538 al arquitecto Andrés de Vandelvira la construcción de un convento que albergaría su capilla funeraria, imitando a lo que Francisco de los Cobos había solicitado en Úbeda, con el resultado de la Sacra Capilla de El Salvador. Vandelvira derrochó toda su genialidad en el diseño del Convento de San Francisco, y podría haber sido una de las más importantes del renacimiento andaluz, pero distintos sucesos, como el terremoto de Lisboa o la invasión napoleónica, lo dejaron en ruinas. Lo que hoy vemos son los vestigios de la Capilla de los Benavides. La monumentalidad del crucero y el ábside, las columnas y los suntuosos retablos de piedra permiten imaginar la magnificencia de la obra. En el entorno de estas ruinas se encuentra el Mercado de Abastos, la Iglesia de la Concepción y el Ayuntamiento.

Semana de Pasión

Semana de Pasión

Si quieres disfrutar de uno de los momentos más especiales del año en las ciudades de Úbeda y Baeza, no te pierdas su Semana Santa. Se la conoce como Semana de Pasión de Úbeda y Baeza y está declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional. Desde el Domingo de Ramos al Domingo de Resurrección, las cofradías llenan de fervor las calles de estas dos ciudades jienenses, donde se advierte un estricto respeto al orden cronológico de la pasión, muerte y resurrección de Cristo. Entre los momentos más destacados podemos citar la salida de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno de la Colegiata de Santa María de los Reales Alcázares de Úbeda durante la madrugada del Viernes Santo; y en Baeza, la noche del Martes Santo, cuando la Coral Baezana y la Orquesta Sinfónica interpretan el emotivo “Miserere” de Hilarión Eslava y Elizondo a cuatro voces en la Santa Iglesia Catedral. En esta época es típico comer bacalao, tortillas de espinacas y una variedad de postres, como los hornazos, los ochíos o las conocidas torrijas.

Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas

Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas

Jaén tiene el privilegio de contar con la mayor extensión de espacios protegidos de Andalucía, y Úbeda y Baeza presumen de estar en el entorno de tres de ellos: Parque Natural de Despeñaperros, Sierra Mágina y el Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas. Este último es el mayor espacio protegido de España y el segundo de Europa, contando con las declaraciones de Reserva de la Biosfera por la Unesco desde 1983, Parque Natural desde 1986 y Zona de Especial Protección para las Aves desde 1987. Presenta un paisaje espectacular con abruptas sierras y quebrados, profundos valles y frondosos bosques, que se suceden siguiendo el curso del río Guadalquivir y sus afluentes. Aquí podrás disfrutar de rincones tan sugerentes como el mirador de Mirabueno, el pantano del Tranco, el cañón del río Borosa, las cascadas de las Calaveras, la cueva de los Anguijones o el embalse Aguas Negras. También es el escenario ideal para la práctica de actividades de turismo activo, como senderismo, BTT, escalada, piragüismo, rafting, birdwatching, espeleología, puenting, rutas a caballo o vuelos en globo.

Gastronomía

Gastronomía

Aunque cada ciudad tiene sus singularidades, podemos hablar de la gastronomía de Úbeda y Baeza como una mezcla de influencias de la cocina romana, judía, árabe o morisca, con productos típicamente mediterráneos como el aceite de oliva, y platos que recuerdan a los que se comen en La Mancha o en el Levante. Entre los platos que podrás probar durante tu visita se encuentran el bacalao, lomo de orza, las migas, el ajilimojili, la cazuela, la perdiz en escabeche, el potaje de habas con berenjenas, los andrajos, la morcilla en caldera, los pimientos rellenos de perdiz, la pipirrana, los virolos, los hornazos, los ochíos, o los papajotes. La cultura de la tapa está muy asentada la cultura de la tapa y, además del ritual del día a día, en septiembre es posible asistir a la ya tradicional Feria de la Tapa de Úbeda. Las mejores zonas para tapear son la Avenida de la Constitución y la Calle Cronista Pasquau, también conocida como “el rincón de los bares”; y la Calle Real, que conecta el casco histórico con la ciudad moderna.

foto:ubedaybaezaturismo.com

Dónde Dormir

Dónde Dormir

En tu visita a las ciudades de Úbeda y Baeza te recomendamos un alojamiento con encanto que te hará sentir totalmente integrado en el patrimonio y en la historia de la zona. Hablamos del hotel Las Casas del Cónsul, situado en el casco antiguo de Úbeda, muy cerca de la Plaza Primero de Mayo y asentado, por la parte posterior, en la muralla de la ciudad. Habita una antigua casa señorial del siglo XVI de arquitectura renacentista con techos altos y materiales nobles. Las habitaciones se distribuyen en torno a un precioso patio central cubierto rodeado de columnas, y muestran una decoración clásica con antigüedades y artesonados de gran valor. En invierno, es un placer refugiarse al calor de la chimenea, y en verano su magnífica terraza con piscina alivia del calor y ofrece unas vistas inigualables al Valle del Guadalquivir y al mar de olivos de la campiña ubetense.

¡Saber más!