Rusticae Rusticae

Hoteles con encanto - Patios Cordobeses

Cool planTodo sobre Patios Cordobeses

Hemos encontrado 2 alojamientos

Loading
Patios Cordobeses

Conoce todo sobre Patios Cordobeses

Mayo es el mes de Córdoba. Esta ciudad merece ser visitada y admirada en cualquier momento del año, pero es en mayo cuando brilla especialmente y abre sus patios a todos los que se acerquen a ella. Pues es cuando se celebra el Festival y Concurso de los Patios Cordobeses, declarado Patrimonio Intangible de la Humanidad por la Unesco. El concurso se celebra desde 1921 y para participar en él, los cordobeses abren sus patios de par en par, engalanados para ser admirados, encalados, blanquísimos, salpicados de flores de colores en sus paredes, en sus rejas, por todas partes, luciendo bellísimos como en ningún momento del año.

Hay que fijarse también en los empedrados de los patios, típicos también de esta ciudad, muy trabajados en algunos casos. Junto a las flores, el agua también es protagonista, formando una trilogía perfecta junto a la luz de Andalucía, que lo inunda todo. Las zonas más emblemáticas para ser visitadas son el barrio del Alcázar Viejo, también Santa Marina, San Lorenzo y La Magdalena. El entorno de la Mezquita-Catedral también es una de las zonas para no perderse con el Barrio de la Judería en su esplendor.

El Palacio de Viana es de obligada visita, declarado Monumento Histórico-Artístico Nacional y Jardín Artístico. Cuenta con 12 patios, por lo que también es conocido como el Museo de los Patios. Forma parte de los patios señoriales, los que pertenecen a familias aristocráticas o estaban vinculados a la iglesia. Aunque también las viviendas particulares se visten de gala en este mayo en flor. Disfruta de la arquitectura tradicional, la primavera y el estilo de vida de los cordobeses a través del Festival de los Patios de Córdoba.

Aunque vengas en otras fechas, puedes disfrutar de los patios cordobeses que encontrarás en nuestros hoteles con encanto de Córdoba. Todo un lujo para asomarse a esta ciudad monumental o descansar con total intimidad.