Hoteles en Alt Empordà - Hoteles con encanto

¡Hoteles en Alt Empordà! ¿Estás buscando Hoteles en Alt Empordà? En Rusticae hemos seleccionado, los mejores alojamientos en Alt Empordà y a los mejores precios. ¡Ven a Alt Empordà, a una casa rural, o a un apartamento con Rusticae nuestras ofertas exclusivas! ¡Escápate a Alt Empordà con Rusticae!

Cool planEscapadas a Alt Empordà

Hemos encontrado 3 alojamientos

9.3

Hotel Can Xiquet
Hoteles Rusticae

(Girona, Gerona, España)

El hotel Can Xiquet es un hotel rural con encanto en Girona rodeado de naturaleza y unas vistas espectaculares a la Plana del Ampurdán y al mar Mediterráneo. La...

Ver hotel en el mapa Más información
Loading
alt emporda hoteles con encanto

Conoce todo sobre Alt Empordà

Antes de llegar a Francia, la comarca gerundense del Alto Ampurdán tiene mucho que mostrar al viajero. Parece que esté hecha para todos los gustos, pues alberga bellos espacios naturales, la imponencia de los Pirineos, playas paradisíacas de la Costa Brava, pueblos medievales, monasterios románicos, pueblos marineros, un interesante legado arqueológico y las obras más destacadas de Salvador Dalí.

La capital de la comarca es Figueres, donde sobresale el Teatro-Museo Dalí, un teatro del siglo XIX que el artista convirtió en una obra de arte. Además de admirar su cúpula y la Torre Galatea, hay que conocer su interior y admirar obras como ‘El espectro del sex-appeal” o la sala Mae West. En Peralada y Castelló d’Empúries viajarás en el tiempo hasta la Edad Media, en San Pere de Rodes podrás visitar su magnífico monasterio románico, y en Roses y Empúries descubrirás yacimientos arqueológicos grecorromanos.

Si eres amante de la naturaleza, te recomendamos que visites los parques naturales del Cabo de Creus, las Marismas del Ampurdán, Aiguamolls de l’Empordá, o L’Albera. También estarás a un paso del Pirineo y tendrás la posibilidad de hacer actividades de turismo activo y de aventura, desde el senderismo hasta el parapente. Y para relajarte, déjate atrapar por la magia de los pueblos marineros, como Cadaqués, y de las playas y calas de la Costa Brava, como las de Roses, L’Escala, Port de la Selva o Llançá.